Rally
Imagen de archivo de la disputa de un rally. ARCHIVO

Un aficionado ha fallecido este sábado como consecuencia de un infarto sufrido mientras presenciaba la vigésimo segunda edición del Rally de A Coruña en compañía de su hijo, que es copiloto.

El hombre estaba viendo el primer tramo de la prueba entre Coirós y Aranga, de 8,64 kilómetros, cuando sufrió el infarto, confirmaron fuentes de la organización del Rally.

El fallecido es el padre del copiloto Pablo Gregorio, de la escudería Surco (Sur do Condado), de Pontevedra, han precisado las mismas fuentes.

El tramo, en el que se impuso el Campeón de España de rallies, Iván Ares, fue neutralizado para que la ambulancia pudiera acudir al lugar del suceso para reanimar al aficionado, que no pudo recuperarse.

Fuentes del 112 han detallado que a las 9.10 horas la Guardia Civil alertó al 061-Urgencias Sanitarias de la existencia de un posible infarto en ese tramo, en el municipio de Aranga.

El 061 dio cuenta de los hechos al Centro Integrado de Atención a las Emergencias, que a su vez informó a Protección Civil de Bergondo.

El hijo del fallecido pidió a la organización que pudiera sacar adelante la segunda pasada a ese mismo tramo, prevista para el mediodía, porque es lo que querría su padre y, tras el levantamiento del cadáver, los coches pudieron acometer ese tercer parcial de la competición.

En septiembre de 2015, el Rally de A Coruña fue escenario de la mayor tragedia del deporte español por la muerte de siete aficionados que fueron arrollados por uno de los vehículos que competían. 

Consulta aquí más noticias de A Coruña.