El hombre, que fue detenido el viernes después de una investigación en la que colaboraron policías locales de varios ayuntamientos y la Guardia Civil, pasó este sábado a disposición de este juzgado, en funciones de guardia.

Está investigado por tres delitos: homicidio imprudente, omisión del deber de socorro y por conducir sin permiso, ya que el carné le había sido retirado.

Representantes de la Policía Local de Culleredo y de la Guardia Civil explicaron el viernes que se trata de un hombre de mediana edad. Tras su detención, después de una investigación en la que se registraron 500 vehículos, el hombre, de mediana edad, reconoció los hechos. El atropello se produjo con una furgoneta prestada ya que él no era trabajador de la empresa propietaria.

El vehículo fue localizado en Arteixo (A Coruña) como resultado de un despliegue policial y una investigación en la que se llegó a tener a 8.000 vehículos en un registro para dar con el autor de los hechos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.