Según informa el Instituto Armado en una nota, las investigaciones se iniciaron tras detectar la Guardia Civil que se estaban cometiendo infracciones penales contra el patrimonio en establecimientos comerciales y viviendas ubicadas en la comarca del Bajo Guadalquivir.

Los autores, tras acceder al interior de los inmuebles, sustraían principalmente dinero, teléfonos móviles, bicicletas y efectos de poco peso, fáciles de transportar y de vender, según detalla la Benemérita.

Las inspecciones oculares efectuadas en los distintos lugares donde se fueron cometiendo los robos, permitieron a la Guardia Civil saber que todos ellos habían sido cometidos con un 'modus operandi' similar, lo que hizo sospechar a los investigadores que pudieran haber sido cometidos por un mismo grupo de personas.

Tras las primeras investigaciones, la Guardia Civil centró sus sospechas sobre un grupo de personas de edades comprendidas entre los 20 y los 30 años. Al mismo tiempo, la Benemérita estableció un dispositivo de servicio específico en la comarca para prevenir este tipo de delitos.

Finalmente, y fruto de la colaboración ciudadana, han sido identificados y detenidas cuatro personas, y se ha procedido a la investigación de otra, todos ellos vecinos de Palma del Río (Córdoba), conocidos por sus amplios antecedentes policiales.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.