Trump
El presidente Donald Trump, durante el discurso en el que habló sobre el estado de su melena. EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, insistió este viernes en su propuesta de armar al "10 ó 20%" de los profesores de EE UU para que puedan responder a posibles tiroteos en las escuelas, pese a la polémica que ha generado en el país.

Si esa propuesta hubiera estado activa cuando la semana pasada un joven de 19 años abrió fuego en un instituto de Parkland (Florida), "un profesor le habría llenado de tiros antes de que pudiera reaccionar", argumentó Trump.

En un discurso bastante improvisado ante la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), el gran evento anual de la derecha estadounidense, Trump se mostró frustrado por el rechazo que ha generado en varios sectores de la sociedad del país su propuesta de que algunos profesores lleven armas de forma oculta.

"Hay gente que es buena gente que se opone a ello. No les gusta la idea de que los profesores lo hagan", afirmó Trump. Pero el presidente subrayó que no son "todos los profesores", y que no quiere que "una persona que nunca ha manejado un arma y no sabe ni qué es esté armada".

"Pero dentro del total de profesionales de la enseñanza, tienes un 10%, un 20% de gente muy experta" en las armas, "gente militar, gente de agencias de seguridad, que da clase", indicó.

"Estos maestros aman a sus estudiantes, y tienen talento con las armas", subrayó Trump, y dijo que prefiere que los profesores las lleven ocultas a que haya "cien guardias con rifles por todo el colegio".

La idea de armar a los profesores ha suscitado el rechazo de grupos que abogan por un mayor control de armas y de la principal agrupación política de educadores de EE UU, la Asociación Nacional de Educación (NEA), que opina que los maestros "deben centrarse en enseñar".

Trump subrayó además que es necesario "fortalecer el sistema de verificación de antecedentes" criminales para los compradores potenciales de armas, y ser "muy firmes" a la hora de impedir que "los enfermos mentales tengan ningún tipo de armas".

"También necesitamos una cultura en nuestro país que adore la vida y la dignidad humana, una cultura que condene la violencia y nunca glorifique la violencia", apuntó Trump, que este jueves llamó a tomar medidas ante la violencia en los vídeojuegos y películas.

"Vamos a hacer lo que sea necesario" para "reducir el crimen violento en Estados Unidos", recalcó.

Trump dijo estar seguro de que el Congreso estadounidense "va a conseguir esta vez" aprobar medidas para prevenir los tiroteos en las escuelas, al asegurar que ahora "tienen un líder diferente, alguien que quiere hacer las cosas y que no solamente habla", en aparente referencia al expresidente Barack Obama.