Según explican, en la Ley de regulación de las corridas de toros y de protección de los animales en Baleares, con carácter específico, se prohíbe "la celebración de competiciones de tiro a pichón y codorniz, a brazo o colombaire, a brazo mecánico o tubo, o a jaula."

Por esto, la Conselleria de Cultura, Participación y Deportes, a través de la Dirección General de Deportes y Juventud, está obligada a revisar de oficio el reconocimiento de estas disciplinas otorgado.