Asimismo, el representante de la FSC-CCOO en la negociación del convenio, Pedro Moreno, recordó a UGT que una negociación "consiste en ponerse de acuerdo en un determinado punto de equilibrio" entre las partes, al tiempo que añadió que su sindicato junto al de USO propusieron la renovación del convenio "en el que tan solo en el año 2018 se incrementarían los salarios un 1,5 por ciento, mientras que en los restantes, de 2019 a 2021, el incremento sería del 3 por ciento".

Por ello, aseguró en un comunicado, que "no es cierto" que se estén "conformando con el 1,5 por ciento". Agregó, en respuesta a las declaraciones de UGT en las que acusó a CCOO y USO de pedir 'limosna', que "sería de su agrado pedir incrementos del 6 y hasta del 50 por ciento de los salarios si supiera que son viables en el marco de la negociación".

Sin embargo, puntualizó, que "a la vista de la postura de la patronal, de la Consejería de Sanidad y del Servicio Canario de Salud, ya está costando que acepten el 3 por ciento de incremento, cuando las patronales no se mueven del 2 por ciento".

Además, recordó a UGT que representan al 5 por ciento de la plantilla, mientras que USO y FSC-CCOO suman una representación del 95 por ciento, para señalar que todos los trabajadores, con independencia de su afiliación, merecen "que los sindicatos actúen conjuntamente y no facilitando, por acción u omisión, la labor de las patronales".

Por último, Moreno indicó que en la negociación no solo se incluyen demandas salariales, sino también de jornadas, organizativas y de disposición de medios.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.