El exlehendakari y actual secretario de Política Federal del PSOE, Patxi López, ha asegurado que actualmente la democracia está "en juego" y ha alertado de los populismos que afectan tanto a Europa como al Estado español.

López ha intervenido este viernes en Bilbao en una conferencia que, bajo el título 'En defensa del Estado de bienestar, se ha celebrado en el marco de la presentación de la revista 'Grand Place' de la Fundación Mario Onaindia.

Tras defender que el estado de bienestar es "algo más profundo" que las pensiones o los servicios públicos, López ha incidido en que lo que realmente es el estado de bienestar es el resultado de un "gran pacto social forjado" tras la Segunda Guerra Mundial.

Un pacto por el que "la izquierda", entre otras cuestiones, reconoce al "capital el beneficio o la libertad de mercado a cambio de la fiscalidad progresiva y la negociación colectiva".

En este contexto, ha lamentado que pese "al éxito" que supuso el estado de bienestar, "que permitió a millones de pobres dejar de serlo", éste empezó a "quebrarse cuando la socialdemocracia piensa que ha hecho sus deberes y que el pacto con el capital ya es para siempre y se echa a dormir".

"Asumimos que la economía no podía estar sujeta a decisiones colectivas. Dejamos a la economía fuera del redil de la política y pasamos a ser meros gestores de algunos de los beneficios que producían otros sin límites ni controles", ha indicado, para añadir que "cuando se habla de libertad de mercado y no lo regulas, se deja libre a los lobos que acaban comiéndose a las ovejas".

A su juicio, la crisis económica vivida y los recortes no han sido los que han desmantelado el estado de bienestar, sino que "la raíz es más profunda". "Ha habido una revolución conservadora, neoliberal, que ha cuestionado todas las bases del estado de bienestar para desmontarlo. Cada vez que se habla de ajustes son recortes", ha denunciado.

Por todo, ha sostenido que siendo "grave el ataque de los servicios públicos", el "más grave" se ha producido no obstante en el mercado laboral y en la distribución de la renta colectiva.

"En España hay 7 millones de trabajadores pobres, categoría que pensábamos habíamos desterrado para siempre. Sin embargo, la reforma laboral del Partido popular ha precarizado de tal manera el empleo y bajado tanto los salarios, que hemos vuelto casi a los tiempos de la explotación", ha reprobado.

PENSIONES

Según ha indicado, las pensiones en el Estado no solo han pedido poder adquisitivo, sino que "están en grave riesgo" y ha recordado que en 2018 tendrán un déficit de "18.500 millones que, si no se corrige, puede ser estructural". "A Rajoy solo se le ocurre decir que se ahorre. Para decir eso no hace falta un Gobierno. Lo que se necesita es que se comprometa con el sistema público de pensiones", ha incidido.

Tras indicar que "los beneficios" del crecimiento económico "se quedan en pocas manos", ha lamentado que "cada vez hay más pobres y los ricos se enriquecen cada día más", lo que genera un "enorme malestar ciudadano".

"El futuro para muchos ya no es una promesa, sino una amenaza de lo que puede estar por venir... aumenta de manera obscena la desigualdad, se desmantela el estado de bienestar y lo que está en juego es la propia democracia", ha argumentado, para añadir que la situación "no admite parches".

De este modo, ha alertado de que esta situación supone "un caldo de cultivo enorme para el auge de los populismos, que buscan romper el sistema" y que culpan, en Europa, a los inmigrantes de la situación.

"Pero también aquí ha habido otro populismo que lo achaca a la casta y que promete asaltar el cielo. Y también en el independentismo hay populismo cuando dicen que 'España es la culpable' y con la independencia se promete arreglar los problemas'", ha añadido.

Asimismo, ha aseverado que también hay partidos que "no debieran jugar a eso" y que "asumen ese discurso para no perder votos". "¿No es populismo el combate en que están PP y Ciudadanos por la prisión permanente revisable?", ha cuestionado.

"NUEVO PACTO"

Por ello, ha defendido que hay obligación "desde la izquierda de hacer un relato nuevo y proponer una nueva alternativa". "No se trata de envolvernos en banderas revolucionarias, pero tampoco de mantener políticas del pasado. Si se ha roto el pacto social que sustentaba el estado del bienestar, pongamos en pie un nuevo pacto entre la ciudadanía y el capital".

Según ha desgranado, este nuevo pacto se debe fundamentar en base a tres ejes: una distribución más equitativa entre rentas de capital y del trabajo; una fiscalidad que refuerce su carácter progresivo y redistributivo, así como contar con un estado emprendedor que recupere la iniciativa en la economía con decisiones estratégicas.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.