El vicesecretario de Acción Sectorial 'popular', Carlos Caramés, ha afirmado en un comunicado que el bipartito es el Ejecutivo del "tú más y del yo no he sido", y ha pedido a regionalistas y socialistas que dejen de "buscar excusas peregrinas, porque su obligación es gobernar y solucionar los problemas de la gente".

Así lo ha expresado en un comunicado difundido por el PP después de la rueda de prensa que ha ofrecido Sota, en la que ha defendido que Cantabria "va bien" y ha achacado la subida de impuestos a que el Gobierno de Mariano Rajoy niega "el pan y la sal" a la región, a la que no paga "lo que nos debe".

Para Caramés, "lo único" que ha hecho realmente el Ejecutivo PRC-PSOE ha sido "recortar el gasto, abandonar las inversiones productivas y subir los impuestos", a pesar de que -ha dicho- dispone de "muchos más fondos" que el Gobierno del PP -340 millones más que en 2015 vía financiación autonómica y ahorro de interés del Fondo de Liquidez Autonómica, ha concretado-.

El vicesecretario de Acción Electoral ha afirmado que la "obligación" de su partido es hacer "reaccionar" al bipartito para "corregir el rumbo" de una comunidad autónoma que, "en plena recuperación", con el mandato de socialistas y regionalistas, "no ha crecido nunca interanualmente por encima de la media nacional", si se comprueban datos del Instituto Cántabro de Estadística (ICANE).

"Eso hace que nuestra economía y nuestro mercado laboral sean una parte cada vez menor del conjunto nacional, y que políticas equivocadas como las de esta coalición aboquen a Cantabria a ser una región en declive en comparación con el conjunto de España", ha dicho.

Ha explicado que si Cantabria hubiera crecido al ritmo de España su PIB hoy sería 400 millones de euros "más grande", y su mercado laboral tendría 8.000 personas "más trabajando", pero "lamentablemente no es así por la pésima política económica y presupuestaria del actual Gobierno autonómico, que no ha servido para que Cantabria aproveche la recuperación como debería haberlo hecho".

"Todos los proyectos que se anuncian son solo meras declaraciones que no se han traducido en inversiones ni en obras", ha lamentado, antes de citar La Pasiega, Las Excavadas o la sede del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC). "Es hablar y no hacer, y así se han pasado la mayor parte de la legislatura, en una inacción total".

Camarés ha hecho hincapié en que si Cantabria hubiera crecido como España, es decir, un 7,77% en dos años, su PIB de 2016 habría crecido en 927,4 millones de euros en vez de solo 607,1 millones. "Hemos sido solo un 0,75% del avance de la economía española, muy por debajo de nuestro peso en ella. Por esa razón somos una parte cada vez más pequeña del conjunto y a esto hay que añadir otros 70 millones que dejamos de producir en 2017 por seguir a la zaga de España en dinamismo", ha explicado el dirigente del PP.

Ha añadido que el "menor" crecimiento se ha traducido en la "pérdida de oportunidades" de empleo para "muchas" personas en Cantabria, "como se comprueba al comparar la evolución de nuestro mercado laboral y del nacional. Si el mercado laboral cántabro hubiese creado empleo en un 8,13 por ciento como el español, Cantabria habría cerrado 2017 con 245.230 trabajadores, es decir, 8.000 más", ha apostillado.

"Los que presumen de los últimos datos de servicios o de industria no deben olvidar que casi todas las comunidades de nuestro entorno excepto Asturias, tenían al terminar 2017 un mayor porcentaje de personas ocupadas en la industria, o que nuestro índice base 2010 para la cifra de negocios en los servicios todavía es inferior al nacional (116,2 frente a 118,2), y eso a pesar de que somos una economía volcada en servicios, por lo que deberíamos ir mucho mejor que la media y no es así", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.