El concejal Antonio Navarro y director general de Medio Ambiente
El concejal Antonio Navarro y director general de Medio Ambiente AYUNTAMIENTO MURCIA

Y es que es prioridad del Ejecutivo local "respirar un aire de calidad, sin episodios de contaminación, haciendo de Murcia una ciudad sostenible que garantice la salud de los ciudadanos", según ha informado el Consistorio murciano, y para ello trabaja la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, que dirige Antonio Navarro.

El documento se conforma como una herramienta de ámbito local dirigida a proteger a la población, reducir la contaminación atmosférica en situaciones en las que se superen los umbrales de información y alerta -regulados en la normativa estatal-, así como proponer medidas genéricas a la población en aras de una mejor calidad del aire en el municipio.

Navarro, que ha estado acompañado por el director general de Medio Ambiente, Juan Madrigal, en la presentación del plan, ha explicado que se ha elaborado en el marco de la legislación nacional y regional en esta materia y será de aplicación en la ciudad de Murcia y en las pedanías que albergan mayor densidad de población y tráfico rodado.

El concejal de Urbanismo, Medio Ambiente, Agua y Huerta ha manifestado que "Murcia no tiene hasta el momento un problema grave de contaminación atmosférica pero sí estamos decididos a continuar adoptando medidas de mejora de la calidad del aire y contra los efectos del cambio climático".

El protocolo, que será de aplicación continua durante todo el año, afecta a cuatro contaminantes, en función de los límites/umbrales superados: ozono (O3), dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de azufre (SO2) y material particulado (PM10).

Contiene tres fases: nivel de aviso (12 actuaciones), episodio de contaminación atmosférica (20) y situación de alerta atmosférica (19) y las medidas que se adopten giran en torno a cinco ejes: Regulación del tráfico rodado; uso moderado de los vehículos; ahorro de energía tanto en casa como en el trabajo; limitaciones en el uso de productos que contengan precursores del ozono, como disolventes orgánicos y productos de limpieza y control de las industrias emisoras de NO2/SO2

La puesta en funcionamiento de las medidas se hará de forma progresiva, en función de los niveles de contaminación y de la estación fija de medida de calidad del aire donde se hayan superado los umbrales/niveles establecidos. La información a la población se llevará a cabo a través de los medios de comunicación y paneles situados en la vía pública.

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES

En el nivel de aviso, las actuaciones a realizar serán informar de la situación a la población, así como transmitir algunas recomendaciones generales, entre ellas, reducir la exposición prolongada y la realización de ejercicio físico o actividades que requieran esfuerzo al aire libre, optar por desplazamientos a pie o con bicicleta, escogiendo calles poco transitadas o utilizar el transporte público y apagar las luces innecesarias y los aparatos que no se usen.

Cuando se trate de un episodio de contaminación atmosférica, se enviará aviso a los ayuntamientos más cercanos y a posibles industrias implicadas. En este caso, a las medidas anteriores se suman la comunicación de información a los grupos de riesgo, centros sanitarios y hospitalarios, centros educativos, residencias de ancianos, centros de día y polideportivos.

La Policía Local vigilará que la circulación sea lo más fluida posible, recomendará que la carga y descarga se realice a partir de las 18 horas y con el motor apagado y desviará el tráfico por Ronda Oeste cuando las superaciones se den sólo en la estación de San Basilio. También se planteará medidas de fomento del transporte público, como maximizar su capacidad en líneas de más aforo e incremento de frecuencias.

En caso de superación de PM10, el protocolo prevé la restricción de operaciones en las obras que generan contaminantes, suspensión de los derribos y prohibición de las operaciones de asfaltado o alquitranado y de los sopladores en tareas de limpieza, así como la limpieza del firme de rodadura en vías de tráfico.

PLAN ESPECÍFICO DE CONTROL DE TRÁFICO

El protocolo prevé igualmente actuaciones para llevar a cabo en el supuesto de que se produzca una situación de alerta atmosférica. Así, además de las intervenciones incluidas en el nivel anterior, se contempla la paralización de las obras hasta la desactivación del protocolo y el cambio de la franja horaria para la distribución de mercancías en hora punta de contaminación.

Estará prohibido el estacionamiento de vehículos en la zona regulada de ORA cuando las superaciones se den en la estación de San Basilio, circunscrita al área interior delimitada por Ronda Oeste, Ronda Sur, Avda. Los Dolores, Avda. Miguel Induráin, Avda. Reino de Murcia y Avda. Doctor Pedro Guillén, con algunas excepciones a residentes, vehículos eléctricos o híbridos, entre otros.

Por su parte, Policía Local vigilará el cumplimiento de las prohibiciones que se establezcan relacionadas con la vía pública y recomendará a personas mayores y niños no efectuar ejercicio físico en los parques y zonas verdes.

Además, se pondrá en marcha un Plan Específico de Control de Tráfico que contemple la posibilidad de reconversión de carriles de circulación en carriles ciclables, la peatonalización de forma transitoria de algunos ejes viarios, la gestión de la velocidad según criterios ambientales, la mejora de la regulación semafórica, dando prioridad al transporte público o la restricción total al tráfico de los vehículos a motor con más de 10 años de antigüedad con referencia al año en que se active el protocolo, en el área interior delimitada por Ronda Oeste, Ronda Sur, Avda. Los Dolores, Avda. Miguel Induráin, Avda. Reino de Murcia y Avda. Doctor Pedro Guillén.

Consulta aquí más noticias de Murcia.