Presentación del proyecto de remodelación de la plaza de la Catedral
Presentación del proyecto de remodelación de la plaza de la Catedral AYTO

Se estima que las obras puedan comenzar a final del verano y tengan una duración de unos nueve meses, tras lo que este espacio "cultural, religioso y turístico" mostrará un nuevo aspecto más acorde con su función de lugar de acercamiento a la Catedral y de celebración, según ha indicado la alcaldesa de Santander, Gema Igual.

Igual ha presentado este viernes el proyecto para la plaza del Obispo José Eguino y Trecu en una rueda de prensa acompañada por el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge; el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz; y el arquitecto responsable del proyecto, Clemente Lomba, que ha sido el encargado de explicar los detalles de esta actuación.

Una actuación a la que se sumará otra que también llevará a cabo el Consistorio para recuperar la antigua calle Los Azogues, que contará con un presupuesto de casi 545.000 euros y cuya licitación está pendiente de la autorización de la Dirección General de Cultura después de haberse realizado las prospecciones arqueológica que demandó para determinar la posible existencia de restos arqueológicos en el subsuelo.

Unos restos que podrían ser de barcos antiguos y que, de hallarse, se estudia la posibilidad de que sean expuestos en un nuevo espacio que se pretende crear justo en la zona de la antigua calle Los Azogues, que se sitúa en el extremo noreste de la Catedral donde antiguamente había una construcción donde se instalaba el belén navideño.

Con estos dos proyectos, Igual ha ensalzado que el Ayuntamiento concluiría la rehabilitación de todo el entorno de la Catedral, en la que ha recordado que también se llevará a cabo otro para la rehabilitación de las dependencias capitulares y la recuperación del muro del antiguo Castillo de San Felipe, incluido en el programa del 1,5% Cultural de 2017 de los ministerios de Fomento y Cultura.

A través de este programa, el Estado aportará 1,52 millones de euros para sufragar el 75% del coste de la actuación, mientras que el 25% restante se financiará conjuntamente por el Consistorio y el Obispado a través de un convenio.

Por estas actuaciones sufragadas por el Ayuntamiento o con la participación del mismo, el obispo ha agradecido que la administración local busque hacer "más accesible" la "iglesia madre" de la Diócesis de Santander con "unas obras que, miradas en su conjunto, es colosal".

PROYECTO DE LA PLAZA DE ACCESO A LA CATEDRAL

En cuanto al proyecto de la plaza de acceso a la Catedral, el arquitecto Clemente Lomba ha explicado los detalles de la actuación. Ha destacado la creación de una fuente de planta octogonal en el centro del espacio, dejando en medio de ella la cruz existente.

Además, se ampliará la escalinata de acceso a la Catedral para darle "más solemnidad" y permitir que haya más espacio para las celebraciones, y se mantendrá la rampa de acceso.

En el perímetro de la parte elevada sobre la subida rodada al templo, se plantarán tilos y unas jardineras con azahar, así como bancos, un área estancial pensada principalmente para los peregrinos que se acerquen al templo para que puedan descansar a la sombra.

Los bancos de este espacio serán de caliza blanca, material con el que está construida la Catedral de Santander y que también se utilizará para renovar el adoquinado tanto de la plaza como de la subida al templo y, para que las piezas guarden los antiguos estándares, serán talladas por canteros.

Además, en el marco de esta actuación, se va a construir una réplica de una virgen gótica del siglo XIII-XIV que la familia Riva-Herrera trajo desde Londres a Santander y que estaba ubicada en una cavidad de un muro junto a la entrada a la Catedral en el que actualmente hay una imagen de San Pedro.

La talla original, que fue reconstruida por alumnos de la Escuela Taller de Santander y está expuesta en el centro de interpretación de la Torre de la Catedral, es de madera y no podría soportar las inclemencias del tiempo, por eso se creará una réplica.

Toda la nueva plaza de Eguino y Trecu continuará teniendo acceso restringido para vehículos de emergencia, del Obispado y para las bodas, pero estará acotada con unos bolardos enlazados con unas cadenas que serán también una réplica de las de la Torre del Oro de Sevilla y que forman parte del escudo de Santander.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.