Mónica Oltra en rueda de prensa tras el pleno del Consell. Archivo
Mónica Oltra en rueda de prensa tras el pleno del Consell. Archivo TWITTER MÓNICA OLTRA

Oltra se ha pronunciado en estos términos en Alicante en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, al ser preguntada por un gasto de caja fija en la Conselleria de Sanidad por un libro de regalo a una diputada socialista ante su toma de posesión de un escaño en las Corts. Sobre este caso concreto, la portavoz ha defendido que la consellera Carmen Montón ya ha dado explicaciones y ha atribuido ese cargo a gastos de representación institucional, si bien ha instado a preguntar a la titular de Sanidad para cualquier valoración más allá de esta.

En todo caso, ha argumentado que los gastos de caja fija se saben "porque este gobierno las hace públicas", mientras que ha recordado que ella misma tuvo que ir hasta el Tribunal Supremo para "poder saber en qué se gastaba el Gobierno del PP el dinero de la caja fija". "Hemos pasado de comilonas de 700, 800 y 900 euros con menús de 80 y 90 euros a la absoluta sobriedad en caja fija", ha dicho.

Preguntada por si utilizaría gastos de la caja fija para regalos a diputados, ha contestado que "depende" ya que, según ha explicado, en su conselleria dispone de libros en stock sobre el Palau de Valeriola, que es lo que regala a las visitas en representación institucional.

"Los tengo allí y hasta que se acaben", ha dicho, para añadir que ya verá qué hace cuando se terminen. En este contexto, ha hecho hincapié en que se trata de "un libro, no de un pañuelo de Loewe y cosas que se regalaban antes". En su opinión, regalar un libro o un detalle es una "práctica de cortesía" que se hace en todas las instituciones de mundo, según lo que en cada sitio sea lo más típico y ha enmarcado este tipo de obsequios en "los regalos normales de cortesía" entre instituciones.

Consulta aquí más noticias de Valencia.