Gwyneth Paltrow
Gwyneth Paltrow. GTRES

Gwyneth Paltrow se cepilla los dientes con un dentífrico que cuesta 100 dólares (unos 82 euros). Se trata de la única pasta de dientes, con el cacao como ingrediente principal, en la cual confía la actriz para su higiene bucal. Ni siquiera sabe a chocolate, solo es un principio activo.

Bien, llegados a este punto podemos pensar dos cosas. La primera, que se trata de un esnobismo típico de celebrity o bien que la marca en cuestión le paga por hacer publicidad del producto.

De todas formas, la artista es cada vez menos creíble debido a la larga lista de afirmaciones surrealistas. Basta recordar aquella cumbre de salud y bienestar que organizó donde los ponentes decían que el amor podía curar el cáncer.  Y sí, por temas como estos, buena parte de lo que dice está desaconsejado por los expertos en salud.

La propia Paltrow ha quedado en evidencia cuando se le preguntaba más en profundidad sobre alguna de las prácticas que dice llevar a cabo o por cosas que aparecen en la web que tiene desde hace años sobre salud y estilo de vida.

Durante la Semana sobre la Concienciación sobre el Trastorno Alimentario, que se hace en Estados Unidos, su página de lifestyle daba trucos para conseguir "el peso más liviano" lo que provocó duras críticas en Twitter. Tampoco es la primera vez que Paltrow está en el punto de mira por promover hábitos alimenticios poco saludables.

En Estados Unidos, se publicó en 2015 un libro titulado Is Gwyneth Paltrow Wrong About Everything?: When Celebrity Culture and Science Clash (Gwyneth Paltrow está equivocada sobre todo?: Cuando la cultura de los famosos y la ciencia entran en colisión), en el que se ponían en entredicho las fabulosas bebidas detox que ingiere, los cataplasmas para renovar la piel, enemas de café para desintoxicarse, las verduras aliñadas con productos milagrosos y otras practicas un tanto absurdas y poco creíbles que ella (y otras famosas) predican.