La concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Valladolid, María Sánchez, acompañada por el gerente de Aquavall, Pedro Arroyo, ha visitado este viernes el Colegio Francisco de Quevedo, en la calle Granados del barrio Cuatro de Marzo, para conocer cómo se desarrolla el programa de huertos escolares.

Si durante el pasado año colegios como el Antonio Machado, El Peral, Miguel Delibes, Miguel Hernández, Francisco Quevedo, Gabriel y Galán, Giner de los Ríos, y Pedro Gómez Bosque ya formaron parte de esta experiencia, este año se les han unido cinco nuevos centros como el Pablo Picasso, Entre Ríos, Federico García Lorca, Nuestra Señora del Duero y el centro de Educación Especial número 1 de Huerta del Rey.

Por lo tanto, el programa Cultivando Educación Ambiental suma ya su segundo año de funcionamiento en un total de 13 colegios públicos y pueden participar 3.500 escolares.

Durante la jornada, Sánchez y Arroyo han estado acompañados por David Tutor, educador ambiental de la empresa ERDE Gestión y Educación Ambiental, y han asistido a una sesión en el aula en la que se ha trabajado con los semilleros, y distintas variedades de simientes tradicionales autóctonas.

Posteriormente, ya en el patio del colegio, se plantaron especies de temporada sobre los bancales.

El programa tiene como objeto que los alumnos conozcan a través de la educación ambiental, conceptos como la soberanía alimentaria, el cultivo de alimentos básicos y la concienciación sobre hábitos de alimentación más saludables y sostenibles, con una llamada a un consumo de proximidad y ecológico, generando, a través del huerto, un espacio curricular para todo el centro y un lugar de encuentro de toda la comunidad educativa.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.