El Servizo Galego de Saúde (Sergas), a través del expediente de responsabilidad patrimonial tramitado por los servicios jurídicos de las Asociación El Defensor del Paciente, a cargo del bufete Castreje y CO Abogados, ha acordado indemnizar a una paciente con la suma de 49.908 euros por "mala praxis" en una operación de rodilla realizada en el hospital concertado vigués de Povisa.

Según informa la asociación, en febrero de 2014 la paciente A.F.Y., de 40 años, fue intervenida de osteotomía de tibia y peroné de la pierna izquierda y "desde esa cirugía no pudo mover el pie", por lo que se tuvo que someter a una nueva intervención en julio de ese mismo año "sin que resolviese el problema de la paciente".

Por ello, consideran que "la osteotomía de la rodilla derecha fue un completo fracaso" ya que "la paciente sufría dolor y parestesias en el pie y, aunque conservaba sensibilidad en la pierna, no conseguía realizar movilización de los dedos y de la rodilla izquierda".

Posteriormente se demostró que "había una lesión nerviosa denervatoria del nervio peroneo -ramas motoras con probable origen lesional en su trayecto por la rodilla de intensidad severa", añade la asociación.

"En 2015 se le realizó una nueva electromiografía que mostró afectación de tipo axonal de intensidad severa", destaca la entidad y añade que en 2016, tras diversos exámenes y pruebas, "se informó a la paciente que, dado el tiempo de evolución, era difícil poder valorar que hubiera una mayor recuperación nerviosa que al menos le permitiera la deambulación sin férula", añade.

Por ello, el despacho de abogados valora que "la instructora del Sergas" acoja sus argumentos porque "no hay lugar a dudas de que existe una relación de causalidad entre la intervención quirúrgica realizada en Povisa y el resultado dañoso".

Al respecto, señala que "el origen de la lesión nerviosa en la rama profunda del nervio ciático poplíteo exterior izquierdo fue la osteotomía realizada en el cuello del peroné que originó la fibrosis y un neuroma a dicho nivel con la consecuente denervación, siendo que previamente a la cirugía no existía dicha lesión". "La paciente previa a la cirugía presentaba sensibilidad normal y movilidad normal en pie y tobillo izquierdo", subraya la asociación.

EL DOBLE

En declaraciones a Europa Press el abogado Cipriano Castreje, encargado de tramitar este expediente, ha explicado que el Sergas ha llevado a cabo esta tramitación y "hace responsable del pago a Povisa", hospital con el que tiene un concierto para derivar pacientes en el que estipula que "si lo hace mal, paga".

Castreje ha subrayado que si bien consideran "aceptable" la indemnización acordada por el Sergas porque "reconoce que hubo daño y mala praxis", no lo es en cuanto "a la cuantía" para "la reparación del daño" causado a la paciente.

Por ello, ha explicado que en la vía judicial tienen previsto solicitar el doble de la indemnización acordada por el Sergas, como había hecho la paciente ante el Servizo Galego de Saúde.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.