Javier Esparza, presidente de UPN
Javier Esparza, presidente de UPN EUROPA PRESS

El presidente de los regionalistas ha señalado en una nota que "la consejera Isabel Elizalde, nombrada por Bildu, y el director general, Ignacio Gil, anterior secretario general del sindicato EHNE y conocido por su animadversión al Canal de Navarra, han conseguido frenar su desarrollo y paralizar las obras de la ampliación de la primera fase, todo ello con la aquiescencia de la presidenta". "Una vez más queda demostrado que a Barkos y al nacionalismo esta tierra no les importa nada", ha añadido.

Por ello, Esparza ha exigido "la dimisión inmediata de la consejera y del director general de Agricultura por su irresponsabilidad y por los daños que han causado". UPN ya solicitó su comparecencia el pasado 5 de febrero.

Según el presidente de los regionalsitas, "el Gobierno de Barkos ha paralizado una obra que supone oportunidades, desarrollo y empleo para Navarra, mostrando con hechos su verdadera cara". "Han causado un grave daño a centenares de agricultores, que se han sentido engañados y perjudicados económicamente y a quienes se les ha estado mareando durante mucho tiempo con mentiras y falsas promesas", ha añadido.

Para Esparza, "se está jugando con la renta de los agricultores, estamos hablando de familias que viven del campo y que han hecho sus previsiones con lo que el Gobierno de Navarra les ha ido diciendo". "Ahora ven que les han engañado. No van a cumplir los plazos y eso para ellos significa perder ingresos", ha asegurado.

UPN ha afirmado que "desde hace 14 meses no se ha aprobado un proyecto de ejecución real de obra y, mientras tanto, han mentido en el Parlamento y han mentido a los regantes una y otra vez".

También ha apuntado que "no han dejado que se hiciera el ramal que une Falces con Funes, aprobado en 2016". "En cuanto al ramal del Ega, han utilizado una excusa para reiniciar todo el expediente, con el consiguiente retraso, de manera que no han dejado construir nada", ha criticado.

ADJUDICACIÓN SEGUNDA FASE

Por otra parte, el presidente de UPN ha mostrado su "satisfacción con el avance que sí se está produciendo en relación con la segunda fase del Canal de Navarra", una vez conocida la adjudicación para redactar el proyecto, a falta de que sea aprobado por Canasa.

Para Esparza, "si la segunda fase va a avanzando es porque UPN se la exigió al Gobierno de España y lo incluyó en el pacto para apoyar los presupuestos del Estado, de otro modo, no se haría". "Al igual que ha pasado con el TAV, queda claro que en todo aquello que depende únicamente del Gobierno de Navarra, la respuesta es la inacción y la paralización. Por el contario, allí donde UPN está pudiendo influir, se van dando los pasos necesarios para que ambas infraestructuras se hagan realidad", ha considerado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.