Operario trabajando en una fábrica.
Operario trabajando en una fábrica. EUROPA PRESS

La tasa anual del IPRI disminuye en todas las comunidades autónomas, excepto en Cantabria, donde aumenta 1,1 puntos, con una bajada de 0,9 puntos en Castilla y León que pasa de un 1,5 por ciento al 0,6 por ciento de enero. Las mayores bajadas se observan en Islas Baleares, Canarias y Principado de Asturias, cuyas tasas descienden 8,9, 8,1 y 7,1 puntos, respectivamente.

En Castilla y León cayeron los precios industriales de la energía (-2,5 por ciento) con incrementos en el resto de las partidas: bienes intermedios (0,9 por ciento), bienes de equipo (0,5 por ciento) y bienes de consumo (0,2 por ciento).

En comparación con el mismo mes del año anterior, caen de nuevo los precios industriales de la energía (-9,2 por ciento) con aumentos en los bienes intermedios (3,1 por ciento) y bienes de consumo (1,2 por ciento) e invariable en los bienes de equipo (0,0 por ciento).

Con el repunte interanual de enero a nivel nacional, los precios industriales encadenan 16 meses consecutivos de ascensos después de haberse incrementado en los últimos tres meses de 2016, en todos los meses de 2017 y en el primer mes de 2018.

La moderación de la tasa interanual de los precios industriales se ha debido al descenso en casi 5,5 puntos de la variación interanual de la energía, hasta el -4,3%, debido al abaratamiento de la producción de energía eléctrica, así como a la bajada en seis décimas, hasta el 2,8%, de los bienes intermedios por el menor coste de la fabricación de productos básicos de hierro y de productos químicos.

Los bienes de consumo no duradero también contribuyeron a la desaceleración de la tasa interanual de los precios industriales al recortar su variación anual tres décimas, hasta el 0,8%, por la evolución de los precios de fabricación de aceites y grasas vegetales y animales.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.