El agente fallecido, Inocencio Alonso García, de 51 años y vecino de Ermua (Vizcaya), formaba parte de la Brigada Móvil de la Erzaintza, los conocidos antidisturbios.

El ertzaina ha fallecido en el hospital de Basurto de Bilbao tras sentirse súbitamente indispuesto en el transcurso de los incidentes registrados en las inmediaciones de San Mamés y entrar en parada cardiorrespiratoria durante su traslado al centro hospitalario.

Tanto la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, como el jefe de la Ertzaintza se han trasladado al hospital para transmitir sus condolencias y su solidaridad a la familia y allegados de Inocencio así como al conjunto de agentes de la Brigada Móvil.

Como consecuencia de los incidentes, en los que han participado hinchas violentos de ambos equipos, cinco personas han sido arrestadas y trasladas a dependencias policiales.

Previamente a las cargas de la Ertzaintza, habían sido identificadas varias personas por posesión de objetos como porras extensibles, puños americanos, bolsas con piedras o navajas.

El Departamento dirigido por Beltrán de Heredia ha destacado la profesionalidad de los ertzainas integrantes del dispositivo y que, a pesar del fallecimiento de su compañero, han continuado con su labor para garantizar la seguridad.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.