Windows 10
Imagen del escritorio de un PC con sistema operativo Windows 10. WIKIPEDIA

Windows 10 está pasando por una mala racha en los últimos meses y bien que lo están notando muchos usuarios (también de las versiones 7 y 8 del sistema operativo). Varias actualizaciones defectuosas y otros errores de seguridad detectados por Project Zero de Google están poniendo de manifiesto que a Microsoft se le está volviendo a agravar un problema que parecía solucionado con la llegada de su último sistema operativo: la corrección de fallos graves en Windows.

En el caso de las actualizaciones, las primeras denuncias llegaron con Windows 10 Creators Update, tal y como recuerdan desde ADSL Zone. Desde entonces, sucesivos parches no han servido más que para generar problemas y fallos en equipos con Windows 10 (también en ordenadores con la versión 7 y 8).

Estos errores al descargar e instalar parches han provocado que una gran mayoría de usuarios de Windows hayan sufrido fallos tales como el bloqueo del equipo, reinicios inesperados, pantallazos azules, etc. ADSL Zone añade, además, que lejos de corregir la tendencia, esta ha ido a peor. El último Patch Tuesday de febrero ha sido uno de los peores en los últimos años.

Por si fuera poco, desde el Project Zero de Google han publicado dos fallos de seguridad de Windows 10 solo en esta semana. La primera afectaba al navegador y fue parcheada, pero la segunda ha resultado más grave ya que otorgaba privilegios de administrador y permitía realizar cambios críticos en el sistema a cualquier persona física que accediese al equipo.

Estos fallos eran conocidos por Microsoft desde hacía meses. Esto lo sabemos porque Project Zero actúa de forma que cuando detecta un error informa al desarrollador, al que da 90 días para solucionarlo antes de hacerlo público en la red.