El Palentino
Fachada del bar El Palentino. GOOGLE MAPS

Malasaña se va a la cama este jueves de luto. La noticia de la muerte de Casto Herrezuelo, copropietario del mítico bar El Palentino, ha fallecido a los 79 años, y con su marcha se va un pedacito del barrio madrileño. 

Quienes se han acercado este jueves hasta el local han podido ver la triste noticia anunciada con un mensaje escrito a boli sobre una hoja en blanco en la puerta. "Cerrado por defunción", reza el cartel a modo de esquela. Los vecinos de la zona también han querido despedirle a su manera: "Buen viaje, compañero", se podía leer junto al cartel del local y unas flores.

Casto, natural de Palencia, dio de comer pepitos de ternera y sirvió cervezas frías a varias generaciones, que este jueves le han recordado en Twitter para blindarle su último adiós. Todas esas muestras de cariño han colocado el nombre del bar entre las tendencias más comentadas de los usuarios. "Gracias totales por el calor, por el amor en tu bar (y por los cruasanes)", señala un tuitero, mientras que otro lamenta que "hoy Madrid se muere un poco".

La capilla ardiente de Casto ha sido instalada en la sala 14 del Tanatorio de San Isidro para dar el último adiós. Allí, familiares, amigos o simplemente personas que hayan transitado el bar podrán despedirle. El Palestino se hizo aún más conocido cuando el director de cine Álex de la Iglesia rodó entre sus cuatro paredes la película El bar, aprovechando el aire castizo del local. 

Consulta aquí más noticias de Madrid.