Tutankamón
Tutankamón JOE ALBLAS / MOVISTAR +

La hipotética salida de Egipto de un conjunto de 166 piezas pertenecientes al faraón Tutankamón para su exhibición en varios países del mundo ha levantado una gran polémica entre los defensores y detractores de la medida, contra la que se ha presentado una demanda en los tribunales del país.

El periódico estatal Al Ahram informó este jueves de que un abogado, Sayid Said, ha exigido a la Justicia que suspenda la decisión del Consejo de Ministros egipcio que permitiría llevar a Estados Unidos esas 166 piezas de gran valor histórico y cultural.

El abogado se ha querellado contra el primer ministro y los titulares de Antigüedades, Cultura, Interior y Exteriores, que de alguna forma están involucrados en el traslado y préstamo de las piezas del "faraón niño".

Según Al Ahram, el Gobierno adoptó esa decisión el pasado 16 de enero y autorizó la exhibición de 166 piezas en el marco de la exposición dedicada a Tutankamón en el Centro de Ciencias de California, bajo el nombre de Los tesoros del faraón dorado.

En la página web de ese centro, la exposición aparece anunciada y su inauguración está prevista para el 24 de marzo. Ya se pueden adquirir las entradas, pues se espera que se agoten, tal y como advierte un rótulo.

Asimismo, el centro con sede en Los Ángeles asegura que la colección de piezas es la más grande que ha viajado fuera de Egipto e incluye 60 artefactos que no han salido del país hasta ahora.

Por su parte, la oficina de información del Consejo de Ministros negó este jueves "los rumores difundidos en las redes sociales sobre el alquiler" de las preciadas piezas por 116 dólares al día cada una, tal y como ha denunciado el grupo de expertos y aficionados que se hace llamar "Comando del Patrimonio de Egipto".

Posiciones a favor

En medio de las críticas, también hay voces a favor, como la del destacado arqueólogo y exministro de Antigüedades Zahi Hawas, quien considera que la exhibición de las piezas en Los Ángeles es "una propaganda extraordinaria" para atraer a los visitantes al país de las pirámides.

Asimismo, se mostró a favor de explotar el "potencial cultural" de Egipto, que es consciente de la magia que a día de hoy todavía conserva Tutankamón, cuya tumba fue descubierta intacta con todo su tesoro en Luxor en 1922.