Life Aquatic with Steve Zissou
Una de las escenas de 'Life Aquatic with Steve Zissou', con Bill Murray Criterion Collection

Wes Anderson posee lo que se denomina "un universo propio", como director y como creador. También uno de los requisitos más valorados del considerado "cine de autor" y es que el director sea además guionista. Anderson siempre ha participado en los guiones desde sus inicios con Ladrón que roba a ladrón (Bottle Rocket, 1996).

Fue una modesta producción que obtuvo una todavía más modesta repercusión en taquilla, pero el mismísimo Martin Scorsese lo destacó como uno de sus títulos preferidos de los 90. Aquella era una comedia negra sobre atracadores, y un borrador para lo que vendría después. Fue con Academia Rushmore (1998) cuando empezó a llamar la atención de los espectadores más cinéfilos y su tercer largometraje, Los Tenenbaums. Una familia de genios (2001), el que lo encumbró definitivamente.

La interacción entre fotografía, decorados, personajes y canciones es una de las características más emblemáticas de su obra. Abundante en cuanto a momentos memorables. Esta es una seleccion de algunas de las escenas más ingeniosas y emotivas de su filmografía.

Bill Murray bajo la piscina en 'Academia Rushmore' (1998)

Un emprendedor y entusiasta estudiante (Jason Schwartzman) rivalizando por el amor de una profesora (Olivia Williams) con el millonario padre de dos de sus compañeros. Una de las grandes escenas, la de Herman Blume (Murray), resignado a su vida y familia. Ni siquiera hacen falta las palabras. Apura de un trago su vaso de whisky y salta a la piscina, zambulliéndose en su particular momento de rélax.

Canción: Nothin' In The World Can Stop Me Worryin' 'Bout That Girl de los The Kinks

The Green Line Bus, o Margot y Richie en 'Los Tenenbaums. Una familia de genios' (2001)

El retrato de la excéntrica y disfuncional familia de genios protagonista cuenta con un arranque ya extraordinario, con la presentación de los distintos personajes. No faltan las escenas memorables, pero entre ellas está la de Richie (Luke Wilson), un as del tenis y artista, encontrándose con su amor inalcanzable, Margot (Gwyneth Paltrow) y que es también su hermana adoptiva. Una escena icónica del cine de Wes Anderson, y para poner la carne de gallina.

Canción: These Days de Nico

El encuentro con el Tiburón Jaguar en 'Life Aquatic with Steve Zissou' (2004)

Inspirada en el oceanógrafo Jacques-Yves Cousteau, Bill Murray interpreta a Steve Zissou y su obsesión por hallar al escualo que acabó con la vida de uno de sus hombres. Al final, cuando lo encuentre, tiene lugar uno de los momentos más mágicos y conmovedores de toda la filmografía de Anderson (las criaturas acuáticas animadas fueron obra de Henry Selik, director de Pesadilla antes de Navidad y James y el melocotón gigante).

Canción: Staralfur de Sigur Rós

Librarse de las maletas para no perder el tren en 'Viaje a Darjeeling' (2007)

Tres hermanos distanciados (interpretados por Owen Wilson, Adrien Brody y Jason Schwartzman) deberán realizar juntos un viaje por las místicas tierras de la India para acudir al funeral de su padre. Uno de los momentos clave, y más hermosos (con efecto a cámara lenta incluido), es cuando tendrán que deshacerse de todas sus maletas, con el significado simbólico de liberación y romper con cargas anteriores, para poder subir al tren en marcha.

Canción: This Time Tomorrow de The Kinks

El encuentro con el lobo negro en 'Fantástico Sr. Fox' (2009)

El primer largometraje de animación de Wes Anderson, realizado mediante stop-motion al igual que Isla de perros, posee uno de los instantes más majestuosos y épicos de su cine. Una escena que simboliza también los ideales y ansias de libertad de su protagonista, el Sr. Zorro del título.

Tema: Tema Canis Lupus perteneciente a la banda sonora musical original para la película compuesta por Alexandre Desplat.

El baile en la playa en 'Moonrise Kingdom' (2012)

Refugiados en un mundo propio, los jóvenes de doce años Sam (Jared Gilman) y Suzy (Kara Hayward) huirán juntos para vivir su aventura, la de la ingenuidad del primer amor. Entre las escenas más emblemáticas, el baile en la playa, el primer beso y el descubrimiento de la sensualidad de sus cuerpos.

Canción: Le temps de l'amour de Françoise Hardy.

Cortometraje sobre la elaboración de los pasteles "courtesan au chocolat" para 'El Gran Hotel Budapest' (2014)

Es una de las películas, de toda la historia del cine, con un mejor tratamiento del color (aunque destaquen los rojos y morados). Un largometraje trufado de grandes escenas. Pero Wes Anderson también realizó un corto, titulado How to Make a Courtesan Chocolat, que además de ser un excelente complemento del filme (de la misma manera que el corto Hotel Chevalier lo fue para Viaje a Darjeeling), era una exquisita pieza dedicada a contar la elaboración de los pasteles de colores y de chocolate del maestro en repostería Herr Mendl. Son los dulces preferidos del protagonista, el modélico conserje Gustave H. (Ralph Fiennes), y que en la trama de la película le aportarán otros beneficios además de los relacionados con el paladar.

Tema: Concerto for lute de Vivaldi.