Por parte sindical, el preacuerdo cuenta con la firma de UGT, con el 30,04% de representación, CCOO (17,87%) y LAB (11,4%), por lo que el futuro convenio, que será firmado el próximo 19 de marzo, tendrá eficacia general y afecta a cerca de 12.000 trabajadoras vizcaínas del sector, sin convenio desde diciembre del 2014.

El sindicato ELA ha rechazado suscribir el preacuerdo, al considerarlo "insuficiente", ya que, en su opinión, "no permite dignificar las condiciones laborales de las trabajadoras de limpieza".

El preacuerdo incluye una actualización de las tablas salariales del año 2014 de un 3% para el año 2018, con efectos exclusivamente desde el 1 de enero de 2018 y sin que en ningún caso se abonen atrasos salariales en los años 2015-2017. El convenio colectivo también contemplaría los años 2019 y 2020 con una actualización del IPC del año anterior.

Asimismo, se modificaría la cláusula de descuelgue actual sustituyéndola por otra cláusula de descuelgue "más flexible" en cuanto a la definición de las causas de inaplicación, las exigencias de información y las limitaciones temporales que establece el artículo actual. Todo ello, sin perjuicio de la definición legal de las causas y de las obligaciones de información establecidas legalmente.

Dentro de este acuerdo, la ultra-actividad del convenio pasaría de 24 a 36 meses a partir de la denuncia del convenio, y se mantiene la flexibilidad pactada en el convenio anterior, la jornada, así como el resto del convenio.

Desde ASELBI han resaltado la importancia que tiene la recuperación de la vigencia de un convenio colectivo sectorial y de un marco estatutario común de relaciones laborales para todos los empresarios y trabajadores del sector (479 empresas y 11.850 trabajadores/as).

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.