Paco Delgado
El diseñador canario Paco Delgado, nominado al Óscar por 'La chica danesa'. UNIVERSAL

El diseñador de vestuario Paco Delgado (Lanzarote, 1965) ha presentado este jueves en Madrid Un pliegue en el tiempo, el nuevo cuento de la factoría Disney que llegará a las pantallas el próximo 9 de marzo. Una película a medio camino entre la realidad y la ficción con la que el lanzaroteño se ha estrenado en el cine fantástico.

"Todos los trabajos que hago tienen un impacto en mi carrera y en mi vida pero, además, Un pliegue en el tiempo es mi primera película de fantasía", ha explicado Paco Delgado, quien expone que, como cualquier otro género, "es una droga dura". 

La cinta, dirigida por Ava DuVernay, cuenta las aventuras que vive Meg (Storm Reid) durante la búsqueda de su padre, un científico que desaparece misteriosamente. En su misión contará con la ayuda de Cuál, Qué y Quién, tres seres fantásticos venidos de otros planetas e interpretados por Oprah Winfrey, Reese Witherspoon y Mindy Kaling respectivamente.

Así, la historia transcurre entre el mundo real del que proviene Meg y una serie de escenarios fantásticos. Unas ambientaciones que han requerido dos trabajos de vestuario "muy diferentes".

Diferencias de vestuario

"El vestuario de los personajes de la Tierra ha necesitado un trabajo de estilismo con prendas ya confeccionadas, pero con estas tres actrices (Winfrey, Witherspoon y Kaling) ha habido una labor completamente creativa para buscar ideas y plasmarlas en piezas concretas", señala Delgado.

Su labor no se ha limitado a marcar la diferencia entre lo mundano y lo fantástico, sino que Delgado ha tenido que "expresar cómo son esos personajes", enriqueciendo la historia con cada relato personal.

Quién habla "con citas de libros", por lo que Delgado ha querido reflejar en ella "la cultura del mundo, tanto actual como la evolución cultural de la humanidad". Las influencias étnicas son la base del atuendo de este ser, que viste desde abstracciones de quimonos japoneses hasta piezas latinoamericanas, creando capas de ropa que remiten a "las páginas de un libro".

Cuál, por su parte, "había sido una estrella que estalló como una Supernova, y eso me remitía a energía, metales, volcanes; y Qué viene de un planeta que es una especie de paraíso ecológico", relata el artista.

Por eso, el armario de la conocida presentadora norteamericana se compone de piezas metalizadas, materiales que reflejan la luz e incluso fibra óptica para iluminar sus vestidos, mientras el vestuario de Witherspoon está plagado de "formas orgánicas" inspiradas en plantas, flores o "el movimiento de los peces en una pecera".

Una riqueza de vestuario que, sin duda, no ha supuesto un problema para Disney, un gigante en la fábrica de sueños. De hecho, Delgado reconoce que ha sentido "toda la libertad del mundo" para crear este imaginativo mundo, aunque también señala que "cuando te dan mucho, te exigen mucho y la presión es mayor".

Primer contacto con el cine fantástico

A pesar de las exigencias del proyecto, Delgado afirma haber estado "muy cómodo" en su primer contacto con el cine fantástico, que ha supuesto una ruptura completa con proyectos pasados como La chica danesa, por la que fue nominado a un Oscar en 2015, o "Abracadabra", que le valió una nominación al Goya en la pasada gala.

"Obviamente me lo paso mucho mejor haciendo esto porque es más creativo desde el punto de vista del trabajo manual", afirma el diseñador, quien se ha inspirado en grandes creadores de moda como Alexander McQueen o Iris Van Herpen para construir las piezas más futuristas de Un pliegue en el tiempo.

Esa capacidad para construir historias a través de la moda le ha hecho merecedor del Premio Ricardo Franco, que recibirá el próximo abril en el Festival de Málaga. Un galardón que reconoce el trabajo de los profesionales que están tras la cámara y que, como Delgado, contribuyen a crear la magia del cine.