Sesión de la Comisión Valladolid Alta Velocidad
Sesión de la Comisión Valladolid Alta Velocidad EUROPA PRESS

El exdirector de Planificación y Coordinación de Proyectos de Adif y exconsejero de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad entre 2004 y 2009, Eduardo Molina Soto ha apuntado este jueves que el convenio de la Sociedad firmado en 2003 era un "protocolo de intenciones", ya que inicialmente no implicaba compromisos presupuestarios de las administraciones.

Así lo ha explicado Molina Soto en su comparecencia en la Comisión de Investigación sobre la gestión de la SVAV en el Ayuntamiento de Valladolid, a la que ha sido el único asistente de los cuatro que se había citado para este jueves. Pese a ser sólo una persona, ha tenido que estar unas dos horas respondiendo las preguntas de la corporación municipal.

El exdirectivo de Adif y consejero de la Sociedad ha restado peso a los compromisos adquiridos en el convenio inicial firmado en 2003 y ha apuntado que, aunque se utilizó ese término, era más bien un "protocolo de intenciones", ya que no se fijaban inicialmente compromisos presupuestarios de las tres administraciones firmantes -Ayuntamiento, Junta de Castilla y León y Ministerio de Fomento-.

Según Molina Soto, el órgano ministerial se comprometía a aportar el coste de la llegada de la Alta Velocidad a Valladolid, así como actuaciones en los márgenes de las vías. El resto, en referencia al proyecto de soterramiento, que estaba "definido" y "dimensionado", según el exdirectivo, se aportaría a través de las ventas de los terrenos.

De hecho, ha precisado que el exalcalde del Partido Popular, Francisco Javier León de la Riva, "no buscó" el compromiso presupuestario con el soterramiento.

En todo caso, la comparecencia de Molina Soto ha incidido en la defensa de las actuaciones en superficie en oposición a los soterramientos y, de hecho, ha lanzado la pregunta retórica sobre "en qué ciudad europea" se ha llevado a cabo un proyecto así, a lo que ha respondido que sólo en una, sin precisar en cuál.

"Personalmente, el soterramiento no me parece una buena solución. Puede parecer razonable, pero no parece aconsejable dedicar dinero público a una obra así", ha reflexionado el exdirectivo de Adif, quien ha considerado "bastante" adecuada la actual propuesta de integración de las vías en superficie, pues ha apuntado que es "lo que se suele hacer fuera de España".

También ha manifestado su opinión "personal" en relación a que lo más adecuado es que las estaciones de ferrocarril sean intermodales y que no se sotierren, por cuestiones principalmente de "mantenimiento y seguridad".

En todo caso, Molina Soto ha reconocido que el problema de la gestión de la SVAV en la pasada década se reducía a la disyuntiva de si "hay dinero o no", ya que ha explicado que a partir de 2006 se comenzaron a conocer sobrecostes en el proyecto por la necesidad de ejecutar el túnel del Pinar de Antequera y la conocida como variante Este.

SOBRECOSTES POR LAS DECLARACIONES AMBIENTALES

En este sentido, ha incidido en lo que ya explicaron otros comparecientes anteriores, en relación a que los sobrecostes se produjeron como consecuencia de decisiones propuestas por el Ministerio de Medio Ambiente socialista de acuerdo con las declaraciones de impacto ambiental (DIA).

Molina Soto ha reconocido que el Ministerio de Fomento tenía objeciones a esas decisiones y que consideraba "más sostenible", por ejemplo, no soterrar las vías a su paso por el Pinar. Sin embargo, ha explicado que tenían que cumplir las condiciones de las DIA, a las que ha comparado en ese aspecto con "sentencias judiciales".

El portavoz 'popular', Antonio Martínez Bermejo, ha incidido en este último aspecto y en culpabilizar al Ministerio de Medio Ambiente durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero de generar los sobrecostes, además de paralizar las obras de la variante en 2010, lo que ha llevado el proyecto a un "callejón sin salida". Por ello, ha recordado la "responsabilidad durante muchos años" del PSOE en el proyecto.

EL PSOE QUIERE "ESCONDER LAS COSAS"

Asimismo, Bermejo ha reprochado que de "cuatro" técnicos que en su día fueron nombrados por el Gobierno socialista y que se había citado en la Comisión para este jueves, sólo ha acudido uno, por lo que considera que el PSOE tiene "voluntad de esconder las cosas".

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha destacado el valor de la opinión de Molina Soto ya que le considera "el principal técnico ferroviario", con "puestos claves" en los proyectos ferroviarios "de toda España" y ha incidido en que el exdirectivo ha reclamado "autocrítica" y que no cree que sea viable el soterramiento.

En este sentido, el portavoz socialista, Pedro Herrero, ha matizado que Molina Soto también ha apuntado que "no se va a volver a la burbuja inmobiliaria que había en 2007", lo que entiende que "tira por tierra" las teorías de que se puede volver a una situación económica que permita financiar un soterramiento en Valladolid.

La portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha aseverado tras escuchar las respuestas de Eduardo Molina Soto que "ya en 2006" se dudaba ya de la viabilidad del proyecto, por lo que ha afirmado que no entiende que años después la SVAV pidiera un préstamo de 400 millones de euros que "sabían que era imposible devolver".

Al finalizar la comisión se ha repetido la polémica sobre el informe del interventor sobre la novación del crédito que se tuvo que firmar a primeros de abril de 2016, pues el portavoz 'popular' ha reclamado a la presidenta de la Comisión la entrega de un supuesto documento escrito que, en su opinión, el concejal de Economía, Antonio Gato, había confirmado su existencia.

Sin embargo, el edil socialista ha defendido que en la anterior comisión solamente hablo de un "informe" y no preciso si era por escrito. Así, ha afirmado que se trata de unas "notas" del propio interventor que fue consultado "verbalmente" por el equipo de Gobierno debido a que la novación no suponía "compromisos" para el Ayuntamiento pues no daba validez a las cartas de conformidad firmadas por León de la Riva.

El portavoz 'popular' ha solicitado a la Comisión las actas de las reuniones del órgano de seguimiento del proyecto de soterramiento en 2016, cuando se informó sobre la novación del préstamo, así como la grabación de la anterior sesión de la Comisión de Investigación.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.