Comisión de incendios
Comisión de incendios EUROPA PRESS

La directora xeral de Patrimonio Natural, Ana María Díaz, ha insistido este jueves en "la intencionalidad" de la ola de incendios de octubre, en lo que considera un "ataque feroz e indiscriminado" contra Galicia.

En la comisión de estudio de incendios del Parlamento gallego, esta alto cargo de la Xunta ha subrayado que "la intencionalidad de los que provocaron aquellos fuegos no deja lugar a ningún tipo de dudas", ya que "al menos tres de cada cuatro" incendios "se produjeron no por causas naturales, sino con una intencionalidad detrás".

Así, asegura que los incendiarios "encontraron el escenario perfecto para poder actuar" con "la regla del 30-30-30", es decir, temperaturas por encima de los 30 grados, vientos superiores a los 30 kilómetros por hora y una humedad relativa inferior al 30%.

Estas palabras han provocado los reproches de toda de la oposición. Patricia Vilán (PSdeG) ha censurado a la Xunta que "hablar de intencionalidad sin tener datos de que los incendios son intencionados es una irresponsabilidad política".

En esta línea, Paula Quinteiro (En Marea) ha acusado al Gobierno gallego de "limitar el relato" a los "incendiarios" y de "utilizar esta comisión para seguir incidiendo" en que hubo un "ataque masivo", que "ya fue cuestionado" -en alusión al informe que ultima Fiscalía en el que se descarta la existencia de una trama incendiaria-, con el fin de eludir responsabilidades.

"No hay mejor defensa que un buen ataque, y usted viene con ímpetu", se ha quejado Xosé Luís Rivas, Mini (BNG), sobre las palabras de Ana María Díaz. Critica que la Xunta "reduce la causalidad de los incendios a los incendiarios", pero "el combustible estaba ahí" y "el monte metido en las casas" por el "caos urbanístico", y eso "es responsabilidad de ustedes".

Sin embargo, el diputado popular José González se ha preguntado si "alguien duda de la intencionalidad de los incendios". "No podemos pensar que es todo culpa de la Xunta o del partido que está en el gobierno", ha justificado.

NO "DEMONIZAR" ESPECIES

Durante su intervención, la responsable de Patrimonio Natural también ha pedido "no demonizar especies", sino establecer "las condiciones" para que esas plantaciones estén correctamente cuidadas y "no estén cerca de las casas".

En este sentido, ha defendido las políticas de la Xunta y que tras las medidas puestas en marcha Galicia "va a estar más preparada" contra los fuegos.

DAÑOS EN OS ANCARES Y O XURÉS

En la sesión de esta mañana de la comisión de incendios -que prosigue por la tarde- también ha intervenido previamente el jefe de servicio de Parques Naturais, Alberto Otero, quien ha cifrado en unas 5.800 hectáreas quemadas la afectación por los fuegos en espacios protegidos de O Xurés y Os Ancares en la ola de fuegos.

En concreto, los incendios arrasaron casi un tercio del parque natural de Os Ancares, ya que ardieron 2.490 hectáreas de las 7.792 con las que cuenta, el 32% del total, en los dos fuegos declarados en octubre.

El 50% de lo ardido fueron matorrales, mientras el 30% (unas 750 hectáreas) fueron árboles frondosas y el 20% restante se corresponde con pastos.

En el caso de O Xurés, se quemaron 3.323 hectáreas en cuatro incendios en octubre, lo que se traduce en el 11% de las 30.000 hectáreas del espacio protegido.

En este caso, el 79% de lo quemado se corresponde con matorrales y medio rocoso, mientras el 10% fueron pinos de repoblación, el 5% frondosas como robles y el 5% restante se trata de prados y cultivos.

De este modo, el 23,14% de las 49.000 hectáreas quemadas en la ola de fuegos fue en Red Natura, según los datos que ha ofrecido posteriormente Ana María Díaz.

ESPERAR A PRIMAVERA PARA CONOCER LA REGENERACIÓN

Según ha explicado el responsable de los parques naturales, los más afectados por los fuegos han sido los matorrales -como pueden ser acebos y brezos-, que tienen "gran capacidad de rebrote" y "recuperan con muchísima facilidad", "con lo que es de esperar que con el tiempo cubran el terreno de nuevo". En cambio, los bosques con especies como robles tuvieron "daños más leves".

Por ello, llama a esperar a primavera para ver cómo evoluciona la capacidad de regeneración de los hábitats y aplicar "medidas correctoras cuando la recuperación no sea la esperada".

Con todo, aboga por recepar y plantar especies resistentes al fuego para aumentar la biodiversidad. Además, ha puesto en valor el trabajo "eficaz" realizado para evitar arrastres con la colocación de paja.

En lo tocante a la fauna, indica que no hay constancia de afectación a grandes mamíferos y aves, si bien cree que hubo un daño "importante" para reptiles, insectos, pequeños mamíferos y anfibios.

Sobre este extremo, Patricia Vilán (PSdeG) ha dicho que le preocupa "mucho" que cuatro meses después de los incendios "aún no se sabe nada" de la fauna afectada y que la Xunta no tenga datos que ofrecer sobre esta cuestión.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.