El cohete Falcon 9 de SpaceX con el satélite español Paz ha despegado este miércoles sobre las 06.17 horas (15.17 hora española), sin problemas con el viento ni técnicos, desde la base militar de Vandenberg, en California (EE UU).

El pasado 7 de febrero ya se vivió en streaming a nivel mundial el esperado lanzamiento por parte de la empresa de Elon Musk del Falcon Heavy, ya ha hecho lo mismo con la misión espacial Paz, la primera llevada a cabo por España. A falta de confirmación por parte de la operadora de la sonda, Hisdesat, el satélite ya está colocado en órbita y el lanzamiento por parte de la empresa privada ha sido todo un éxito.

Acumulación de retrasos

El despegue del Falcon 9 estaba previsto, en un primer momento, para el 30 de enero. Pero se pospuso hasta el pasado 10 de febrero, cuando tampoco despegó y se fijó una nueva fecha para siete días después. Llegado el día, una serie de pruebas adicionales del sistema de lanzamiento volvió a posponer, para el día siguiente, el lanzamiento del satélite español. Tampoco despegó el día 18, por el mismo motivo y se dejó para el 21 de febrero, cuando el viento impidió el lanzamiento. Pero el lanzamiento de este 22 de febrero ha sido todo un éxito y el satélite ya está colocado a 516 kilómetros de la superficie terrestre.

Sin embargo, los retrasos vienen desde 2014. En este año, la empresa rusa Kosmotras tendría que haber realizado el lanzamiento. Pero, no puedo ser debido al conflicto entre este país y Ucrania por Crimea, que obligó a la operadora española Hisdesat a romper el contrato con los rusos, perder 15 millones de euros y  buscar un nuevo lanzador. ¿El elegido? La empresa SpaceX de Elon Musk.

Cómo es el satélite Paz

Recreación del satélite español Paz

Paz, que empezó a gestarse en 2007, pesa 1.400 kilos y mide 5 metros de altura (un poco menos que un edificio de dos plantas) y tiene 2,5 metros de diámetro. Dara 15 vueltas diarias a la tierra.

El Falcon 9, que ha llegado a alcanzar una velocidad de 27.664 km/h, ha llevado al satélite Paz hasta los 516 kilómetros por encima de la tierra -en la órbita terrestre baja-, lugar en el que lo ha soltado, también con éxito.

Elon Musk anunció a través de Instagram que estaban preparados para recoger los restos reutilizables de la Falcon 9. El barco que lo recogerá, Mr. Steve, "es, básicamente, un guante gigante para atraparlo". No obstante, en Twitter ha dado las últimas noticias: los han perdido por unos "pocos cientos de metros", aunque aterrizó "intacto en el agua" y ya saben que tienen que agrandar el paracaídas para "ralentizar" el descenso.

Para qué sirve

A pesar de su nombre, Paz ha sido catalogado como satélite espía por muchos. Y, en parte, lo es. Se denomina así a aquellas sondas que tienen funciones militares y de inteligencia. Esta sonda tiene tres funciones principales, que también son civiles: cartografiar, un experimento del IEEC-CSIC  y un instrumento para el control de nuestras fronteras o la seguridad de las tropas en el exterior. Aunque no son las únicas, urbanismo y planificación del territorio, verificación de tratados internacionales o evaluación de catástrofes naturales, son otras de ellas.

Para cartografiar se harán 100 imágenes de muy alta resolución sin depender de de la luz solar ya que la sonda usará un radar de apertura sintética (SAR). Con el que cartografiará la superficie terrestre en tres dimensiones, y combinará los datos con los del Sistema de Identificación Automática (AIS) para mejorar la monitorización del entorno marítimo mundial.

Por otra parte, el experimento del IEEC-CSIC medirá la ocultación de señales de radiofrecuencia en sus dos polarizaciones. ¿Para qué? Pues para mejorar las predicciones de los comportamientos atmosféricos extremos que cada vez observamos más por el cambio climático. De esta forma, se podrán tomar medidas contra sus efectos e intentar terminar con el calentamiento global.

Observación de la Tierra

El Programa de Observación de la Tierra del Gobierno español incluye esta sonda y otro satélite, en este caso óptico de uso civil ingeniero -todavía sin lanzar-. Por otra parte, España es ahora el tercer país de la Unión Europea en contar con su propio satélite. Los pioneros: Alemania e Italia.

Quién puede usarlo

El cliente principal será el Ministerio de Defensa y las imágenes del radar que lleva incorporado será gestionados también por esta institución. Aunque también podrán acceder a sus datos usuarios gubernamentales y privados de cualquier país a través del geoportal User Service Provision, el servicio de comercialización de imágenes de Hisdesat.

Internet en cualquier parte

SpaceX aprovechó el lanzamiento del Falcon 9 para enviar a Tintín A y B. Estos son dos satélites prototipo para hacer más fácil que internet llegue a cualquier parte del mundo. Starlink, como Musk ha bautizado al proyecto, será un servicio de pago y mandará su primer  ‘Hello world’ este viernes sobre las 15 horas, cuando pase por Los Ángeles. Los afortunados que estén en la ciudad podrán verlo en la pantalla de su dispositivo con la clave del wifi que ya se ha revelado: martians.