Perra rescatada
Perra rescatada EL REFUGIO

Así mismo, se le ha inhabilitado durante un año para el ejercicio de cualquier profesión, oficio o comercio que tenga relación con la tenencia, el cuidado, custodia o compraventa de animales domésticos.

La condena de cuatro meses de prisión ha sido fruto de un acuerdo, este mismo jueves, entre la Fiscalía y la defensa del acusado, según informa la Protectora El Refugio, que se había personado como acusación particular.

Los hechos se remontan a mayo de 2016, cuando el Seprona de la localidad cacereña de Valencia de Alcántara incautó una perra en "lamentable estado", propiedad del ahora condenado, por lo que fue imputado por un presunto delito de maltrato animal.

Ante esta situación, la protectora El Refugio se hizo cargo de la perra, raza bóxer, que se encontraba "en un estado físico realmente deplorable", y se encargó de todo el proceso de recuperación del animal, bautizado como 'Tanita' así como de encontrar una familia de adopción una vez se haya recuperado.

El presidente de El Refugio, Ignacio Paunero, ha explicado que "Tanita estaba sin identificar, sin vacunar y sin ningún tipo de cuidado veterinario, muy por debajo de su peso y en un estado de abandono que, de no intervenir, le hubiera producido la muerte.

Paunero también ha dado las gracias al Seprona de la Guardia Civil por su "excelente intervención", y ha celebrado la condena de cuatro meses de cárcel" para este hombre.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.