La alcaldesa de Alcalá mantendrá nuevas reuniones con vecinos y comerciantes.
La alcaldesa de Alcalá mantendrá nuevas reuniones con vecinos y comerciantes. AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE GUADAÍRA.

Así lo ha asegurado la alcaldesa en una reunión para explicarles un primer avance de la obra, cuyos plazos y organización en superficie se realizará también en coordinación con los interesados, con quienes se han planteado nuevos encuentros.

La calle Atilano de Acevedo es una de las vías importantes de la ciudad de acceso a la zona centro desde el norte y, además, se utiliza como salida hacia la A-92 por vehículos privados y por el transporte colectivo.

Según ha explicado el Ayuntamiento, el lugar presenta bastante pendiente y unas dotaciones y diseño obsoletos con deficiencias como barreras arquitectónicas en acerados con escalones y muretes, por lo que "es una intervención muy demandada por los habitantes de la zona, pero también muy beneficiosa para el conjunto de los alcalareños y alcalareñas", ha añadido Jiménez.

La primera edil ha añadido que el Gobierno Local pretende aprovechar esta necesidad de modernizar las redes para, en una misma intervención, "reurbanizar una zona bastante degradada y hacerla más segura y habitable".

En cuanto a la intervención de Emasesa, con una inversión de casi 700.000 euros, se renovarán completamente las canalizaciones de saneamiento y abastecimiento, incluyendo las acometidas a viviendas y la conexión con el colector de Barrio Obrero y El Paraíso.

"Esta actuación es importante porque aumentará la capacidad de absorción de pluviales, así como su distribución canalizada, evitando en gran medida que el agua fluya en superficie descendiendo hacia el centro y mejorando la eficacia de los colectores ante los episodios de lluvia", ha añadido Jiménez.

Emasesa también desarrollará los trabajos de pavimentación y acerados eliminando las importantes barreras arquitectónicas del entorno. La obra, con unos seis meses de ejecución, se haría en dos fases encaminadas a adaptar las necesidades de tráfico y los plazos se están acordando con los comerciantes.

Por su parte, el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra se hará cargo de los trabajos de terminación como la iluminación, el mobiliario urbano de bancos, papeleras, entre otros, la jardinería o la reordenación del tráfico con señalización de aparcamientos o colocación de pasos de peatones elevados. Sobre este punto, el Consistorio ha explicado que "se mantendrán más reuniones con técnicos y vecinos y empresarios de la zona para acordar cómo quieren que sea su entorno".

En los próximos días, el Ayuntamiento convocará a una reunión a los vecinos con representantes municipales, de Emasesa y los encargados del proyecto para que los residentes participen e indiquen sus propuestas para ejecutar en aquellas acciones que sea posible.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.