El president Ximo PUig en la tribuna de las Corts
El president Ximo PUig en la tribuna de las Corts TWITTER PSPV

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado este jueves que se va poner en marcha un plan para luchar contra la brecha salarial que consistirá en impulsar desde la vicepresidencia por un distintivo para las empresas que publiquen su brecha salarial y establezcan medidas para reducirla como han hecho países pioneros como Suecia. "Queremos ser la autonomía que lidere la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres porque es una cuestión de justicia: mismo trabajo, mismo sueldo", ha remarcado.

Así lo ha anunciado Puig en la sesión de control d este jueves en respuesta a una pregunta formulada por la síndica del PPCV, Isabel Bonig, sobre cómo piensa elevar el grado de cumplimiento del presupuesto de la Generalitat de los ejercicios anteriores.

En su intervención, el jefe del Consell ha destacado que esta semana se han producido dos hechos que ponen de manifiesto el nuevo paradigma de la Comunitat Valenciana como es la reapertura del caso por el accidente de metro en València que permitirá llegar "a la verdad" y que se depuren responsabilidades jurídicas. Tras volver a pedir perdón a las víctimas y las familias, ha señalado que este siniestro puso de relieve lo que "la Generalitat fue símbolo de lo que no tiene ser administración responsable". "Nunca más una gene insensible al dolor de las personas".

Por su parte, Bonig se ha sumado a la defensa de la dignidad de las mujeres y, en este sentido, ha pedido el cese del secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, por sus palabras hacia la secretaria general del PPCV, Eva Ortiz. "Espero que mañana lo cese", le ha pedido.

Ha acusado al Consell de no ejecutar y pagar el pasado ejercicio 2.555 millones, de tener 942 millones en facturas en cajón y ha señalado que el actual Consell "contrata a dedo 20% más que el PP". "Casi tres años después los valencia ni estamos mejor ni el gobierno resuelve los problemas de los valencianos ni sabe cómo hacerlo", ha considerado la síndica del PPCV.

En este sentido, se ha referido al barómetro de la Generalitat

para indicar que el 65,5% de los valencianos dicen que están igual o peor que antes; 67,5% califica la gestión del Consell como regular, mala o muy mala y que "más de la mitad dicen Consell no sabe nada o muy poco problemas de los valencianos", ha indicado para reprobar. Además, que actualmente la lista de espera para ser operado es de 103 días y al 83% de los encuestados preocupa esta cuestión.

Por todo ello y dado que el ejecutivo autonómico "no hace nada", ha subrayado que el PP pondrá en marcha dos medidas: la primera será utilizar todos los recursos para para acabar con las listas de espera y

otra será llegar a un pacto para establecer por ley tiempo máximo d las lista de espera de los pacientes y si no son atendidos que tengan la libertad de elegir el centro público o concertado en el que quieren recibir el servicio. Asimismo, ha puntualizado que se crearán un órgano de control y fiscalización de las concesiones que estará formado por interventores y abogados. "Colaboración público-privada sí", ha reivindicado. "La calidad asistencial en el PP está por encima del sectarismo ideológico de su gobierno a nosotros sí nos importa las personas", ha subrayado.

A este respecto, Puig le ha replicado que su objetivo es una sanidad pública que no margine a ninguno a nadie por cuestiones económicas y ha recriminado al PP que no comprara medicamentos para enfermos de hepatitis C. "Así que lecciones ninguna", le ha espetado para criticar que vaya a Madrid y cuando se discute del modelo de financiación que necesitan los valencianos "usted calle". "Eso es impresentable. Queremos líderes partidos en la Comunitat en España", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.