Así lo ha afirmado, en declaraciones a los medios previas a un encuentro para socios de la Asociación Balear de la Empresa Familiar (ABEF), en referencia a la detención a mediados de febrero del propietario de los hoteles RIU, Luis Riu Güell, acusado de corrupción en Miami.

Escarrer no ha querido hacer más valoraciones sobre los hechos al asegurar que los desconoce aunque ha indicado sobre los correos electrónicos en los que se evidenciaban supuestos amaños a empleados que "seguramente están sacados de contexto".

Desde RIU Hotels & Resorts, aseguraron sus ejecutivos son "absolutamente inocentes de los cargos que se les imputan" y que confían "en que el sistema judicial de EEUU concluya que estas acusaciones son totalmente infundadas".