La reunión, según Fernando de Armas, parte del Ayuntamiento de Sevilla, después de que hace semanas los contactos entre los representantes municipales y los miembros del tejido asociativo de esta zona de Sevilla derivasen en un acuerdo para crear "mesas sectoriales" destinadas a coordinar y mejorar las iniciativas promovidas por las instituciones y las entidades sociales y privadas para aspectos como el empleo, los servicios sociales o la educación, entre otras cosas.

En este marco, según Fernando de Armas, este jueves se celebra la "mesa de trabajo" relativa a la economía y el empleo, toda vez que la plataforma de Tres Barrios-Amate, como se recordará, remitía hace pocos meses una dura carta a las instituciones públicas, en demanda de una "actuación global" contra la exclusión social, el desempleo y los conflictos de convivencia que padece esta zona de Sevilla.

La carta de esta plataforma ciudadana a los máximos dirigentes del Ayuntamiento, la Junta y la Delegación del Gobierno central en Andalucía surgía después de que en la temporada previa, el barrio de Los Pajaritos fuese nuevamente el escenario de un crimen. En concreto, un varón de 35 años apuñaló mortalmente a otro de 27 por cuestiones económicas, toda vez que en la primavera de 2017, una mujer de 41 años fue apuñalada mortalmente en la misma zona y una operación contra el tráfico de drogas se saldó con el arresto de nueve vecinos.

LA POBREZA DE LOS PAJARITOS

Además, recordemos que el barrio de Los Pajaritos es el entorno urbano más pobre de España, según los Indicadores Urbanos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Al respecto, la plataforma señalaba en esta carta recogida por Europa Press el "progresivo deterioro" de todos los indicadores, pues hablamos de "un barrio superpoblado donde sus 21.000 habitantes viven hacinados en una densidad siete veces superior a la media de Sevilla, muchos de ellos mayores, con dificultades de salud padecidas en absoluta soledad y alturas de cuatro pisos sin ascensor". Media además en ello la "grave ausencia de educación alimenticia y sanitaria".

La escasa calidad y degradación de las viviendas deriva además, según el colectivo, en situaciones de "inhabitabilidad", toda vez que "no existe control en la ocupación e intercambio de las viviendas que en su mayor parte son de propiedad municipal, sin que el Ayuntamiento sevillano les preste la menor atención".

En la carta se relataba además que el paro alcanza a más de la mitad de la población activa, más de el doble que en la tasa media de la provincia de Sevilla, mientras "los recursos para la formación e inserción laboral son prácticamente nulos".

"La situación educativa es lamentable. Además de un alto porcentaje de analfabetismo, tres cuartas partes de la población carece de estudios primarios, el absentismo, el fracaso, el abandono y la conflictividad escolar son muy superiores a la media de la ciudad y las personas con estudios postobligatorios o universitarios son insignificantes. La vida cultural, sin instalaciones en las que desarrollarse y olvidada por las Administraciones, se limita a lo que con admirable esfuerzo proyectan las entidades sociales", resumía la plataforma.

Así, el colectivo avisaba de que "la pobreza, la carencia de recursos para cubrir las necesidades básicas en el hogar, las altas tasas de dependencia, el envejecimiento de la población, los problemas crónicos de salud, la desvertebración y conflictividad doméstica han conducido a miles de familias a la exclusión social".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.