El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, en una entrevista
El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, en una entrevista DIPUTACIÓN DE OURENSE

El PP de Ourense se desmarca de la línea oficial del partido y hará un "llamamiento" a los trabajadores de la Diputación provincial para "secundar la convocatoria de paros laborales y movilizaciones" durante la huelga feminista del próximo 8 de marzo, en reivindicación de "la igualdad de oportunidades en el trabajo, en la esfera social y del derecho a vivir sin violencia".

Así lo señala la declaración institucional que está previsto que se apruebe el próximo viernes en el pleno de la Diputación, que dirige el popular Manuel Baltar, y que, en principio, cuenta con el respaldo de las cuatro fuerzas políticas con presencia en el ente provincial: PP, PSOE, BNG y Democracia Ourensana

(DO).

Además de un apoyo expreso a la convocatoria de huelga, el texto se compromete a "trasladar a la Xunta, grupos parlamentarios e interlocutores sociales", la "necesidad" de tomar medidas "a través del diálogo social" para evitar situaciones de discriminación y llevar a cabo el Pacto contra la Violencia de Género.

De este modo, los "populares" ourensanos se alejan de la postura marcada desde Madrid, que rechaza esta convocatoria por considerarla una "apuesta por el enfrentamiento entre mujeres y hombres" y porque se trata de "una huelga de élites feministas, no de mujeres reales con problemas cotidianos".

Es lo que señala el 'Argumentario sobre la huelga general convocada para el 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer', al que ha tenido acceso Europa Press, y que califica la movilización como una huelga "elitista e insolidaria".

FEIJÓO: "RESPETAMOS TODO"

La cuestión se ha colado este miércoles también en la sesión de control del Parlamento al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, interpelado por la portavoz del BNG, Ana Pontón.

La dirigente nacionalista, quien ha pedido el apoyo explícito a la huelga, también ha echado en cara a Feijóo que "no haya ni un solo organismo de la Xunta que tenga un plan de igualdad" y ha advertido de que la Administración autonómica acumula "docenas" de sentencias de trabajadoras del Consorcio Galega de Servizos da Igualdade e do Benestar por cuestiones de conciliación.

Tras las respuestas recibidas, Pontón ha concluido que Feijóo "no está de acuerdo con la convocatoria de huelga" y ha acusado al mandatario autonómico de "acogerse al argumentario del neomachismo". Previamente, al acusar de "argumentario machista y carca", el presidente de la Cámara, Miguel Santalices, había pedido a la diputada que retirase la expresión del debate porque entendió que había acusado directamente al PP.

"Respetamos cualquier derecho constitucional; huelga, paro, un acto cultural, o ya sea una concentración. Respetamos todo", ha respondido Feijóo, quien ha recriminado al BNG que en otras épocas "callara y mirara para otro lado". Así, ha reprochado que diga que "las cosas están peor" y ha sentenciado que "las únicas cosas que están peor en este momento son su grupo parlamentario".

"CONCESIONES" DE TODOS LOS PARTIDOS

Entre tanto, este miércoles, el portavoz del PP en la Diputación de Ourense, Plácido Álvarez, ha rechazado que la postura de los populares ourensanos vaya en contra de la línea oficial del partido. "Nosotros no lo valoramos así. La gente quiere quitar punta y poner divisiones donde no las hay", ha dicho.

En declaraciones a Europa Press, Álvarez ha explicado que si la declaración institucional la hubiera redactado el PP "se habrían matizado algunas cosas". Sin embargo, considera que el texto final ha salido adelante porque "todos" los partidos con presencia en la Diputación han realizado concesiones.

En el caso concreto del PP, ha señalado que la formación no ha exigido la "retirada" de "expresiones o reivindicaciones, como puede ser la huelga"

porque, "si los partidos están de acuerdo en lo esencial, el resto tiene que apartarse" en beneficio de

los ciudadanos.

EL PP OURENSANO CREE QUE EL PARO DEBE SER "SIMBÓLICO"

Sin embargo, ha defendido que, para el PP, el paro convocado para el 8 de debería ser

"simbólico", sin necesidad de paralizar la vida pública y a las empresas a lo largo de toda una jornada.

En esta línea, ha apuntado que la decisión final quedará a instancias de los trabajadores del ente provincial y que cada "uno valorará a su manera cómo realizar el paro".

Por último, Álvarez ha pedido que el debate sobre las reclamaciones de las mujeres no se centre en la convocatoria de huelga convocada con motivo del Día de la Mujer Trabajadora, sino que "se siga hablando de este tema durante los 365 días del año".

Consulta aquí más noticias de Ourense.