Durante la vista, la Fiscalía tiene previsto solicitar nueve años de prisión por los hechos que tuvieron lugar en noviembre de 2012 cuando el acusado supuestamente entró en la finca del matrimonio de 71 y 74 años tras saltar el muro perimetral con la cabeza cubierta con una capucha y el rostro con una bandera de España que encontró en las proximidades.

Así, B.P.D. habría penetrado en un cuarto anejo a la vivienda cuya puerta estaba abierta en el que se encontraba el propietario de la casa, al que habría "golpeado repetidamente en la cabeza y en otras partes del cuerpo" con un objeto metálico hasta que quedó inconsciente, momento en el que se habría apoderado de las llaves del inmueble principal.

De esta forma, se dirigió a la casa y abrió la puerta, donde empujó a la mujer del matrimonio que estaba en su interior. La mujer fue golpeada también en la cabeza y el cuerpo con una llave de fontanero sin que llegara a perder el conocimiento mientras que el asaltante le reclamaba las llaves del coche, que ella se negó a entregar.

Con esto, y ante los gritos de la víctima, el atracador abandonó la vivienda con una cartera en la que había 260 euros y varias tarjetas, un llavero con varias llaves y un teléfono móvil que días más tarde vendió a un tercero que desconocía el origen ilícito del terminal.

El anciano víctima de la paliza tuve que ser ingresado en el Hospital de La Inmaculada, donde fue intervenido quirúrgicamente dadas las fracturas que presentaba y los golpes que había recibido en la cabeza, que le ocasionaron un traumatismo craneoencefálico y una conmoción cerebral entre otros muchos daños. El hombre quedó aquejado de hipocusia mixta lateral en ambos oídos, lo que le obliga a llevar audífonos.

Ante estos hechos, el fiscal pide para el acusado cinco años de prisión por un delito de robo, cuatro años más por otro delito de lesiones y una multa de tres meses a diez euros diarios por una falta de lesiones. Asimismo, reclama el pago de 16.361 euros por las secuelas y lesiones de la víctima, 3.396 euros más por los de su esposa, y el abono de 455 euros por los objetos sustraídos.

Consulta aquí más noticias de Almería.