Las cuatro generaciones de familias de estos quince pueblos de Monegros, la Hoya y Litera recibirán este homenaje al esfuerzo y sacrificio desde el que contribuyeron a dar vida a un territorio marcado por la escasez demográfica. Junto a ellos, la DPH también premia este año otras doce iniciativas surgidas que llevan en su ADN la protección y el estudio del patrimonio natural de la provincia.

Más de 700 personas está previsto que llenen el Palacio de Congresos de Huesca este viernes en la entrega de los galardones. El presidente de la DPH, Miguel Gracia, será el encargado de entregar la máxima distinción medioambiental a los colonos de El Temple, Artasona del Llano, San Jorge, Valsalada, Frula, Montesusín, Sodeto, Curbe, San Lorenzo de Flumen, Valfonda de Santa Ana, Cantalobos. Vencillón, Orillena, Cartuja de Monegros y San Juan de Flumen que fue el último en fundarse cerca ya de 1970.

El acto estará presentado por la comunicadora Andrea Ropero, profesional de raíces altoaragonesas que ha desarrollado su labor en diferentes medios. Además, el evento contará con la también oscense Marta Casas, que desarrolla su carrera en Barcelona con un estilo "único" a la hora de conjugar lo mejor del jazz con la jota y el folclore aragonés.

El galardón y premios de la Diputación de Huesca buscan reconocer el trabajo anónimo y colectivo que contribuye a proteger el entorno natural y favorecer el progreso del medio rural. La entrega de los Félix de Azara, principales reconocimientos medioambientales, es un acontecimiento que va a congregar no solo a premiados, familiares, amigos y galardonados en ediciones anteriores, sino que a ellos se suman las principales autoridades de la ciudad y la provincia, descendientes de Félix de Azara, sindicatos y representantes de los principales colectivos que trabajan en pro del medio natural.

OTROS PREMIADOS

Además de los pueblos de colonización, en este jornada de celebración serán muchos más los que pasen por el escenario para llevarse uno de los premios medioambientales. Los más jóvenes serán los del Colegio Salesiano San Bernardo, así como el IES Lucas Mallada y las Escuelas Pías de Huesca.

En cuanto a la cobertura mediática, el premio a los medios de comunicación se lo lleva este año el montañero Daniel Vallés y su blog 'Caminos de Barbastro', por su capacidad para reflexionar acerca del paisaje de la Ribagorza y el Somontano, mientras que Carlos Rodríguez desde 'cincamedionoticias.com' recogerá el accésit.

Otros colectivos que han hecho de la protección y recuperación del medio su modo de vida es la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos y la asociación El Licinar de Peraltilla, centrada en la sensibilización de los más pequeños de la casa, en la categoría de Entidades.

El homenaje póstumo al fotógrafo y naturalista David Gómez Samitier, el único de los premios con nombre propio, va a parar a las manos de David García Malo, un ingeniero agrícola que ha sabido capturar en una afortunado instante toda la vida que emana del territorio, así como de Alfonso Ferrer y Joaquín Barrabés con los accésits, ha detallado la DPH en una nota de prensa.

Por último, en los ámbitos de la investigación y la edición, se reconocerá la labor del proyecto de la trufa negra dirigido por Juan Barriuso en la Escuela Politécnica de Huesca, y el de Óscar Buil sobre la sierra de Guara en el apartado de Edición.

HISTORIA DE UN GALARDÓN

En 2018 se celebra la vigésima edición de unos premios que son ya tradición en la provincia. Los galardones Félix de Azara son sinónimo de un "profundo cariño" por Huesca y todos aquellos que los han recibido forman parte de la historia reciente de la provincia, territorio al que han contribuido a proteger.

El primer galardonado, en 1996, fue Santiago Pena Capdevila, que luchó por mantener con vida el pequeño municipio de L'Estall. Al año siguiente recibió el galardón la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, por la conservación de esta especie y su hábitat.

La montaña en Aragón no se puede entender ni disfrutar sin el trabajo de Prames con su labor en la construcción de instalaciones para la práctica de deportes de montaña. La memoria del guarda forestal David Gómez Samitier estará siempre unida a los Félix de Azara, galardón que le fue otorgado en el año 2001 por su capacidad para captar el medio natural de Huesca, ha señalado la institución provincial.

En 2002 fue Peña Guara y al año siguiente recaería en los sindicatos CCOO Aragón y UGT Aragón por su labor en la reconstrucción de Morillo de Tou y Ligüerre de Cinca.

A estos le han seguido la Fundación Ecología y Desarrollo y el Instituto Pirenaico de Ecología.

En 2006 el premio recayó en Adelpa, por su trabajo con las entidades locales del Pirineo. Como nombres propios también componen la nómina de galardonados el biólogo Julio Rafael Contreras, quien fue presidente de la Fundación de Historia Natural Félix de Azara de Buenos Aires, organización que también recibiría el premio unos años más tarde.

EXPOAGUA

En el 2008 la DPH premio la Sociedad Expoagua por su labor en la puesta en marcha de la exposición Internacional que albergó Zaragoza ese año. Con la vista puesta de nuevo en la montaña se homenajeo la labor de la Sociedad Hospital de Benasque y su trabajo en Posets-Maladeta.

En 2010 por primera vez el premio fue compartido, en esta ocasión por los investigadores Severino Pallaruelo y Eugenio Monesma. Esta circunstancia se repetiría al año siguiente con José Antonio Adell y Celedonio García.

En la última década se han llevado a casa el Félix de Azara la Asociación de Ganaderos de la Alta Ribagorza en reconocimiento a su labor por la supervivencia del medio rural. También ha recibido el Geoparque del Sobrarbe, la Fundación ONCE y Joaquín López Pardo, considerado el primer ornitólogo moderno de la provincia.

Consulta aquí más noticias de Huesca.