Martí March en Ibiza
Martí March en Ibiza CAIB

"Aquí apostamos por una paz educativa lingüística. No queremos alumnos monolingües, queremos alumnos plurilingües que hablen catalán, castellano y una lengua extranjera. Se debe dejar que los centros hagan su labor pedagógica y no debe pasar lo de la anterior legislatura, que fue un ejemplo de lo que no se debe hacer en política lingüística", ha afirmado.

VISITA A CENTROS EN IBIZA

March ha visitado este miércoles los colegios de Puig d'en Valls y Sa Blancadona en Ibiza. Así, en el primer centro ha visitado las reformas ejecutadas en el baño de la planta baja y la primera planta del edificio principal, además de la reparación de la red de agua sanitaria del centro. La reforma, ha recordado, ha supuesto una inversión de más de 12.000 euros.

En Sa Blancadona ha recorrido las obras de mejora de la accesibilidad, donde se construye una escalera exterior y un ascensor.

"En marzo volveremos a Ibiza para explicar a la comunidad educativa del Conservatorio las obras previstas en el centro y la puesta en marcha de los estudios de danza. Además, esperamos que en junio esté listo el proyecto ejecutivo del nuevo colegio de Cala de Bou y, si todo va bien, a finales de año o el próximo enero que empiecen las obras", ha añadido el conseller, recordando que habrá también pronto novedades en el proyecto de ampliación del CP Sant Carlos.

A preguntas de los periodistas, March ha recordado que en Educación existe una reserva presupuestaria para la escoleta de Can Nebot, aunque su puesta en marcha "es competencia del Consell y, en cuanto se ponga en marcha, tendrá una ayuda específica por parte del Govern".

"En 2015 las escoletas no recibían ninguna ayuda. Actualmente se destinan más de 3.000 euros por unidad reconocida con un presupuesto total de dos millones de euros", ha dicho.

Asimismo, se ha comprometido a convocar a las administraciones implicadas en la educación de cero a tres años ya que "no es competencia única del Govern" y "el Gobierno no destina ninguna partida a esta franja educativa, mientras que en tiempos de Zapatero se destinaron 14 millones para niños de cero a tres años en Baleares".

SOBRE LA LOMCE

Finalmente, el conseller se ha referido a la sentencia del Tribunal Constitucional y ha afirmado que la LOMCE "no es una ley adecuada desde el punto de vista de consenso educativo, político o profesional".

"La sentencia demuestra que no se debe ir por este camino, que no se debe usar la lengua como instrumento político. Las lenguas deben ser instrumentos de comunicación, no de confrontación. Cada centro debe tener su proyecto lingüístico de acuerdo con su tradición, recursos o alumnado", ha concluido.