La investigación atribuye a F.C.I., asimismo, la comisión de presuntos delitos de usurpación de estado civil y falsedad documental ya que cuando fue detenido portaba un DNI fraudulento, según ha informado la Comandancia.

La operación 'Socaire' comenzó a mediados de 2017 tras la interposición de tres denuncias que dieron lugar a pesquisas que apuntaban al detenido como autor de los hechos que las motivaron.

En la primera, el denunciante puso en conocimiento de los agentes que habían cambiado la cerradura de su segunda vivienda en Roquetas de Mar, a la cual no podía acceder mientras que en la segunda se detallaba el robo de 258,50 euros en ropa tras la rotura del escaparate del establecimiento.

El tercer hecho denunciado tuvo lugar en una terraza de una cafetería de la localidad roquetera, en la que varias personas agredieron a un cliente al que causaron diferentes lesiones.

Las pesquisas culminaron el pasado día 13 cuando agentes de la Policía Local, en cometidos de seguridad ciudadana, localizaron a dos personas que, al percatarse de su presencia, aceleraron el paso para ocultarse a la vez que uno de ellos arrojaba una bolsa al techo de un transformador cercano.

Tras identificarlos a ambos, localizaron en la mochila que habían arrojado destornilladores, alicates, tenazas, guantes, linternas, así como la documentación personal de ambas personas, que en el caso de F.C.I, a quien le constaba una requisitoria judicial, resultó ser falsa.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Roquetas de Mar (Almería), junto con el detenido por presuntos delitos de robo con fuerza en las cosas, un delito de ocupación ilegal de vivienda, delito de usurpación de estado civil, delito de falsedad documental y un delito de lesiones.

Consulta aquí más noticias de Almería.