El delegado de Agricultura visita subestación eléctrica quemada en Guadalcacín
El delegado de Agricultura visita subestación eléctrica quemada en Guadalcacín JUNTA DE ANDALUCÍA

En declaraciones a los periodistas, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta en Cádiz, José Manuel Miranda, ha calificado el siniestro de "tragedia social", ya que en un breve plazo de tiempo todos los agricultores tienen que empezar a regar porque empiezan los cultivos de verano. En este sentido, ha explicado que actualmente las 2.000 hectáreas cultivadas se pueden paliar mediante bombeo con generadores, "pero eso no sirve para el cultivo de verano".

Por ello, Miranda ha pedido la "máxima diligencia", para que la subestación vuelva a estar en funcionamiento, a los técnicos, a la aseguradora y a la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa), propietaria de la subestación aunque es la comunidad de regantes quien la explota con el pago de un cuota.

Por su parte, el presidente de la comunidad de regantes, Jacinto Carrasco, ha señalado que si a final del mes de marzo la subestación no vuelve a estar operativa, "lo cual es muy posible por la envergadura del siniestro", se pueden ver afectadas unas 11.500 hectáreas.

En este sentido, ha explicado que para las 2.000 hectáreas que hay plantadas actualmente se puede paliar el problema con generadores que se están colocando para las estaciones más grandes y con el tiempo, "que puede echar una

mano a partir del lunes", aunque ha advertido que "cuando haya que plantar el tomate, el algodón, la zanahoria o la remolacha de mesa, es cuando se plantea el problema".

"La preocupación es grande y todo sabemos como funciona el tema del seguro, porque ya hemos vivido esa experiencia y en el último siniestro la comunidad de regantes tardó en recibir el dinero año y medio", ha manifestado Carrasco, que ha señalado que la comunidad de regantes "no tiene dinero para afrontar este siniestro".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.