El veredicto del jurado coincide con la calificación de la acusación particular y la defensa, que consideraron que no hubo alevosía al haberse defendido la madre de la agresión de su hijo. La Fiscalía, no obstante, había calificado los hechos como asesinato.

El acusado, durante el juicio celebrado en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón, declaró que había matado a su madre durante un delirio místico religioso que le llevó a acabar con la vida de su progenitora para salvar a la Humanidad.

((Seguirá ampliación))

Consulta aquí más noticias de Asturias.