Así lo ha asegurado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en la presentación del acuerdo suscrito el pasado 26 de noviembre entre los gobiernos de Galicia y Castilla y León para renovar el firme a través de una actuación "muy completa,

importante y compleja" que ya ha salido a licitación con la previsión de abrir las ofertas el próximo 21 de marzo.

"Es cierto había una planificación distinta", ha admitido el consejero quien ha explicado que la crisis económica impidió acometer la ampliación y arreglo total de esta carretera presupuestada en su día en 11 millones de euros "como impidió acometer otros incluso rescindidos con contratos firmados".

Sin embargo, los grupos Socialista y Podemos ha expresado su "rotundo rechazo" al "acuerdo bonsái" entre Castilla y León y Galicia desde el convencimiento de que se trata de un proyecto que "nadie quiere en el territorio", en referencia al las 1.580 quejas presentadas ante el Procurador del Común por parte de unos usuarios que no quieren "el proyectito" de 2016 sino el prometido en 2011, máxime ahora que se ha ampliado el Parque de Sanabria que contará con dos carreteras, "una normal y otra tercermundista", en palabras del socialista José Ignacio Martín Benito.

"Tanto nadar para morir en la orilla", ha lamentado el procurador zamorano ante el "convenio del

engaño, de la frustración y de la vergüenza" que supone, a su juicio, este acuerdo avalado por el Grupo Ciudadanos al que ha achacado que el nombre de Porto de Sanabria les produzca sarpullido. "Si se llamase de otra manera, Caleruega, a lo mejor, seguro que ya estaba la carretera", ha ironizado el socialista en referencia al municipio burgalés en el que tiene una casa rural un procurador de la formación naranja para el que se destinó una partida presupuestaria en 2018 vía enmienda.

La misma insinuación ha realizado la procuradora de Podemos

María Josefa Rodríguez Tobal quien ha advertido de que el proyecto pactado entre Galicia y Castilla y León aumentará la peligrosidad de la vía ya que los coches circularán a más velocidad pero con la misma anchura en lo que ha considerado "una estafa".

Desde el Grupo Ciudadanos, el procurador José Ignacio Delgado ha apelado a la frase de Quevedo "por nuestra codicia lo mucho es poco; por nuestra necesidad lo poco es mucho" para argumentar el voto "serio y sensato" a favor del grupo naranja que, según ha aclarado, no renuncia al proyecto de los 11 millones de euros. "Por fin un paso en la famosa carretera de Porto", ha reconocido Delgado quien ha asegurado que estarán "muy pendientes" de la buena ejecución de esta vía.

Este convenio entrará en vigor una vez que sea aprobado por las Cortes de Castilla y León y hayan transcurrido 60 días y su vigencia será de cuatro años, prorrogable por otros cuatro.

Según se aprobó el pasado 9 de noviembre en el Consejo de Gobierno, las obras están presupuestadas en 800.000 euros y serán financiadas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con cargo a los presupuestos de 2018 y 2019.

La Comunidad de Castilla y León se ha encargado de redactar el proyecto de construcción, de licitar y de contratar las obras de renovación del firme de la carretera OU-124 en dos tramos que suman 8,64 kilómetros y de realizar las operaciones de conservación durante un periodo de cuatro años. Por su parte, la Xunta de Galicia tramitará y autorizará la ejecución de las obras.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.