En un comunicado, el SAE ha señalado que el presunto agresor, que fue detenido posteriormente, había mostrado previamente una actitud violenta y agresiva por lo que decidieron apartarle en una zona aislada sin informar al resto de profesionales de este hecho. Así, cuando la TCE entró allí para ver qué necesitaba, la respuesta fue una brutal paliza.

Para el organismo sindical, "el relato de este hecho en concreto no es lo importante ni significativo, pues en esta ocasión, se ha desarrollado así y en otras ocasiones de otra manera".

Así, "lo realmente importante es el denominador común, que es el aumento de agresiones a los profesionales sanitarios y la falta de un plan adecuado para evitarlas y luchar contra ellas", han censurado desde el SAE.

"Es inadmisible que los profesionales sanitarios estemos expuestos a este riesgo, absolutamente evitable, y que nada tiene que ver con los riesgos profesionales relacionados con el ejercicio de la profesión que cada uno de nosotros asumimos", ha añadido el secretario autonómico del SAE en Andalucía, Cristóbal Arjona, quien ha apuntado que "acudir a tu puesto de trabajo con miedo a sufrir una agresión porque alguien espera más de la cuenta o no está conforme con el diagnóstico no es lógico, ni asumible para nadie".

Cabe destacar que los profesionales del centro han celebrado una concentración este miércoles a las puertas del hospital para manifestar su repulsa por este hecho y el apoyo a esta compañera, pero a juicio del SAE, la solución está "en activar cuanto antes un protocolo contra las agresiones realmente eficaz"

Asimismo, el organismo sindical ha pedido al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que se depuren responsabilidades si las hubiera, ya que "como se ha comprobado ante individuos agresivos no basta con aislarlos, sin más, del resto de pacientes".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.