El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, se ha mostrado este martes "convencido" de que el Gobierno anunciará antes del próximo lunes cuando deja sus responsabilidades como titular del departamento de Economía y ha dicho no tener "la más mínima idea" de quien será la persona que le releve en el cargo.

"Estoy convencido de que el Gobierno antes del lunes anunciará cuando dejo mis responsabilidades como ministro", ha señalado De Guindos en declaraciones a los periodistas tras intervenir en su última sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso. Ese día tiene que acudir a la Comisión de Economía del Parlamento Europeo a pasar audiencia pública antes los euroduputados.

De Guindos ha indicado que "los días están contados" para que se produzca su dimisión y el nombramiento de su sucesor al frente del Ministerio de Economía, sobre lo que ha asegurado no tener "la más mínima idea" de quien será elegido. "No tengo ni idea, si me pueden dar ustedes alguna pista se lo agradezco", ha respondido De Guindos a los periodistas.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) confirmaron ayer formalmente su elección como futuro vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE). La decisión se tomó un día después de que el Eurogrupo eligiese por unanimidad a De Guindos para sustituir a Vítor Constancio en el comité ejecutivo del organismo a partir del 1 de junio, después de que Irlanda retirase la candidatura del gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane.

El nombramiento de Guindos  no será oficial hasta que sea confirmado por los jefes de Estado en la cumbre que tendrá lugar en Bruselas el 22 de marzo, después de consultar al Parlamento Europeo y al BCE, aunque estas dos opiniones no son vinculantes. Así, De Guindos asumirá la Vicepresidencia del BCE el 1 de junio de este año y ocupará el cargo durante ocho años, en sustitución del portugués Vítor Constancio, cuyo mandato expira el 31 de mayo.

Rajoy reprochar "falta de patriotismo" al PSOE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reprochado este miércoles al PSOE su falta de "patriotismo e inteligencia" por no apoyar la candidatura de Luis de Guindos para el BCE y de la eurodiputada socialista Elena Valenciano para que pudiera optar a la presidencia de los socialistas y demócratas del Parlamento Europeo.

La falta de apoyo de Pedro Sánchez a Elena Valenciano para que ésta pueda optar a la presidencia del grupo de los Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo ha revuelto a un sector del PSOE vinculado con la gestora que lo dirigió durante ocho meses y que perdió el 39 Congreso.

El que fuera portavoz de la gestora, Mario Jiménez; la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez, y la presidenta de la Diputación Provincial de Pontevedra, Carmela Silva, son algunos de los miembros de ese sector, el cual apoyó en las primarias a la presidenta andaluza, Susana Díaz, que han mostrado en Twitter su solidaridad con Valenciano.

Por su parte, la diputada Soraya Rodríguez, portavoz del grupo socialista en el Congreso durante la etapa de Valenciano como número dos del PSOE, llevó ayer el asunto a la reunión del grupo, donde ha abogado para que la dirección del partido reconsidere su "decisión gravemente errónea".