El acusado, a las puertas de los juzgados de lo Penal
El acusado, a las puertas de los juzgados de lo Penal EUROPA PRESS

Dicha sentencia está recurrida tanto por el Ministerio Fiscal como por la defensa, de ahí que, a petición del abogado defensor, la responsable del Juzgado de lo Penal número 2 de Jaén haya acordado este mismo miércoles suspender la vista a la espera del pronunciamiento de la Audiencia de Jaén, máxime cuando los hechos que se van a juzgar son similares a los ya sentenciados por el Penal número 3.

Inicialmente, por los hechos de 2013, el Ministerio Fiscal le reclama cinco años de prisión como presunto autor de los delitos de tenencia ilícita y fabricación de armas de fuego. En el escrito de calificación provisional al que ha accedido Europa Press se establece que A.C.M. "publicaba vídeos en los que fabricaba de forma casera o artesanal armas ilegales y prohibidas a la vez que explicaba los pasos y procedimiento a seguir para su fabricación".

Añade el Ministerio Público que el acusado hacía "demostraciones de su correcto funcionamiento una vez construidas utilizando munición real, todo ello sin disponer de licencia de armas y de cualquier tipo de autorización para fabricarlas".

Así, en el registro efectuado en su domicilio y en una nave se le intervinieron, entre otros efectos, una escopeta artesanal de cañones paralelos del calibre 36, una pistola artesanal para munición del calibre 22 y un arma artesanal de un solo cañón, todas ellas capaces de disparar con munición real. También se le intervinieron un lanzador de proyectiles, ballestas artesanales, arcos con flechas de punta metálica, dardo para cerbatana, lanzallamas, arpones y armas blancas, entre otros.

Este nuevo juicio llega después de que en septiembre de 2017, A.C.M. fuera juzgado por la última de sus detenciones, en febrero de 2016. En esta ocasión, el juzgado de lo Penal número 3 de Jaén le absolvió del delito de fabricación de armas de fuego, pero le condenó a un año y medio de cárcel por un delito de tenencia de armas prohibidas.

La Audiencia de Jaén debe pronunciarse sobre la primera sentencia ya que la Fiscalía no está conforme en que se le haya absuelto del delito de fabricación de armas de fuego. Antes de pronunciarse sobre el recurso de apelación, la Audiencia deberá citar a A.C.M. para darle la oportunidad de pronunciarse sobre un delito del que la Fiscalía le sigue acusando pero del que ya ha sido absuelto por el Penal número 3.

También ha recurrido el propio acusado por no estar conforme con que se le haya condenado por el delito de tenencia ilícita de armas, según ha informado su defensa a Europa Press.

La sentencia del Juzgado de lo Penal número 3 de Jaén establecía que "no ha resultado acreditado" que el acusado "fabricase armas de fuego". Tampoco consideraba acreditado que de la realización de vídeos del proceso de fabricación y funcionamiento de las armas y su posterior difusión en su canal de internet, A.C.M. hubiera obtenido desde octubre de 2012 hasta julio de 2016 ingresos ascendentes a la suma de 47.919,73 euros. Es por ello por lo que la sentencia rechazaba el decomiso de esta cantidad tal y como había solicitado el Ministerio Fiscal.

La magistrada establecía que sobre el material que se intervino en el registro como armas de fuegos no resulta acreditada "su potencialidad lesiva al no encontrarse capacitados para el disparo en las condiciones recibidas", tal y como se concluye en el informe pericial.

No obstante, en la sentencia sí se consideraba probado que los hechos son constitutivos de un delito de tenencia ilícita de armas ya que el acusado "tenía en su poder una serie de armas prohibidas como son los puñales y los xiriquetes, a lo que cabe añadir las ballestas como instrumento especialmente peligroso para la integridad física de las personas.

A.C.M. ha rechazado realizar declaraciones a los medios hasta tanto en cuanto no hay un pronunciamiento judicial firme, aunque sí ha insistido en que todo lo que se ve en sus vídeos son efectos especiales.

"En realidad no son armas de verdad. Todo estaba manipulado y editado", declaró A.C.M. en el juicio celebrado el pasado 5 de septiembre para defenderse de la acusación de tenencia ilícita y fabricación de armas de fuego por los que el Ministerio Fiscal le reclamaba cinco años de prisión.

Señaló que las armas de fuego fabricadas "ni funcionaban ni eran operativas" y calificó los vídeos como "fantasmas" y de "entretenimiento" cuya finalidad era "llamar la atención" para lograr más reproducciones.

"La gracia de los vídeos era que llamaran la atención y se viralizaran para así conseguir más reproducciones" y de paso obtener más ingresos. De hecho, A.C.M. ha señalado que buscó a un conocido para que los tradujera al árabe y así "dar a conocer mi canal a otra parte del mundo" de donde se podía asegurar un mayor número de visualizaciones.

A día de hoy, el canal sigue abierto y cuenta con cerca de un millón suscriptores, aunque eso sí ahora se limita a vídeos y tutoriales para fabricar 'armas de juego' como pistolas lanza dardos o ametralladoras de gomitas.

Consulta aquí más noticias de Jaén.