Palacio de Justicia de Gijón
Palacio de Justicia de Gijón EUROPA PRESS

En concreto, se han fijado dos años de cárcel por un delito de lesiones con la agravante de reincidencia, seis meses por un delito de atentado al agredir a un agente de la Policía Local, y el pago de una multa de un mes, con cuota diaria de cuatro euros (120 euros).

Además, no podrá aproximarse a menos de 300 metros ni comunicarse con su padre durante un periodo de cinco años, y deberá indemnizar a este con 400 euros por las lesiones y 300 por las secuelas. Al agente herido, deberá indemnizarle en 350 euros. También deberá abonar 298,17 euros al Sespa por los gastos de atención médica a su padre, y queda por determinar la cuantía en el caso del policía lesionado.

((HABRÁ AMPLIACIÓN))

Consulta aquí más noticias de Asturias.