Artur Mas
El expresidente de la Generalitat y expresidente del PDeCAT Artur Mas. EFE/Ballesteros

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha evitado este miércoles valorar si su sucesor Carles Puigdemont también debe dar "un paso al lado" y nombrar a otro candidato para desbloquear la investidura, y se ha limitado a decir que está convencido de que tomará "la mejor decisión pensando en Cataluña".

En una entrevista en RAC 1, Mas ha aseverado que no habla directamente con Puigdemont desde principios de diciembre, cuando viajó a Bruselas, aunque sí que le puede hacer llegar mensajes a través de terceros, por motivos de seguridad, ha dicho.

Al ser preguntado si le ha hecho llegar la necesidad de que dé "un paso al lado", ha respondido que "no exactamente" y ha remarcado que eso no se lo dirá.
"Hay determinadas decisiones que solo las puede tomar una persona y hay que respetar el tiempo que requieren esas decisiones, y sé que está en una situación muy delicada y difícil de resolver", ha señalado.

En todo caso, Mas ha dicho que confía en que Puigdemont "tomará la mejor decisión pensando en el país, en Cataluña", y ha añadido: "Estoy plenamente convencido, si no, no lo hubiera propuesto" como sucesor.

Ha apoyado la decisión de Puigdemont de no regresar de Bélgica, porque sabe que "si pone los pies en España va a prisión directo", y ha opinado que desde el "corazón" de Europa puede "internacionalizar" el proceso soberanista.

En cambio, en cuanto al resto de huidos, entre ellos la exdiputada de la CUP Anna Gabriel -la más reciente-, el expresidente catalán ha dicho que prefiere "respetar" sus decisiones, aunque las pueda "compartir más o menos", ya que afrontan "consecuencias penales muy duras".

Declaración de independencia sin "recorrido real"

Mas ha considerado que la declaración de independencia del 27 de octubre fue puramente simbólica y no tenía un "recorrido real".

"Todos los actores que estaban en el Parlament el 27-O sabían que esto no tenía recorrido real, otra cosa es que le dieran importancia como simbolismo. Tan evidente es que el 1-O fue un referéndum, como que la declaración del 27-O fue una declaración formal, parlamentaria y simbólica", ha recalcado al día siguiente de declarar ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

"Lo sabe todo el mundo", ha insistido Mas, que ha pedido no exagerar el 27-O, y ha recordado que, tras la declaración de independencia, el Govern no se reunió en ningún momento.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.