Maribel de Pablo y Marisa Romero por las pasarelas del río Vero en Alquézar
Maribel de Pablo y Marisa Romero por las pasarelas del río Vero en Alquézar DIPUTACIÓN DE HUESCA

Ambas Administraciones han reforzado el itinerario para que pueda transitarse en su totalidad con mayor la seguridad. La visita técnica realizada por la responsable provincial de Desarrollo Territorial, Maribel de Pablo, y la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Marisa Romero, da por cerrado este proyecto, si bien el recorrido está transitable desde finales de enero.

La DPH ha explicado en una nota de prensa que esta intervención se planteó por el Ayuntamiento de Alquézar y la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), que ahora buscan concienciar a los visitantes y fórmulas de gestión.

Esta ruta permite adentrarse en el tramo final del cañón del río Vero y transitar cómodamente a lo largo de un seguro entramado de escalinatas y pasarelas, algunas enclavadas en las paredes del desfiladero.

Tras los daños que ocasionaron las fuertes lluvias registradas hace poco más de un año, la Diputación Provincial de Huesca y el Gobierno de Aragón han sufragado el coste de su reconstrucción.

Los trabajos han estado centrados en la consolidación de laderas y el refuerzo de la seguridad, además de reponer unos 40 metros de estructura situados en la margen derecha del río, aguas abajo de la antigua central hidroeléctrica y antes del azud del viejo molino harinero.

RECLAMO TURÍSTICO

La visita técnica ha sido realizada, además de por Maribel de Pablo y Marisa Romero, por el alcalde de Alquézar, Mariano Altemir, el vicepresidente de la FAM, Manolo Bara, y técnicos de la empresa Prames y la especializada Geoscan, encargadas de ejecutar la actuación.

La responsable de Desarrollo Territorial de la DPH, Maribel de Pablo, ha opinado que Alquézar es un buen ejemplo de cómo actuaciones en el entorno natural pasan a ser "un reclamo turístico" cuyo "impacto económico y también social ha revitalizado la zona". De Pablo ha señalado que esta es una de las excursiones más populares de la provincia con más de 120.000 visitantes en el último año.

El alcalde de Alquézar, Mariano Altemir, ha expresado su satisfacción por poner en uso "un espacio natural único en la provincia", una zona referente para el descenso de barrancos y al que cada vez llega más aficionados al senderismo, que es la principal aportación en número de visitantes al Parque Natural del Río Vero que recibe un total de 250.000 visitantes.

Para la temporada alta, en Alquézar tienen la vista puesta en "concienciar a la gente de que vaya equipada", ha adelantado Altermir, quien cree necesario que el usuario sea partícipe de mantener estas infraestructuras de cara al futuro.

Al respecto, la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Marisa Romero, ha señalado la tendencia de acudir a la naturaleza para realizar diferentes actividades deportivas "y este espacio contribuye precisamente a eso, a disfrutar del patrimonio y complementarlo con este paseo". En la actualidad, existen 2.800 kilómetros de senderos turísticos en Aragón, casi siempre creados a iniciativa de ayuntamientos y comarcas.

SIERRAS INTERIORES

La construcción de estas pasarelas se terminó en la primavera de 2016 con su ampliación y el acondicionamiento como sendero turístico y variante del GR entre Alquézar y Asque. El vicepresidente de la FAM, Manolo Bara, ha dicho que la nueva intervención contribuye a aportar "calidad y seguridad para un GR1 que recorre todas las sierras interiores de la provincia, que nos permite desde pasarelas colgadas ver cómo se ha ido formado el territorio".

La ruta no tiene apenas dificultades y puede ser disfrutada tanto para montañeros, como para familias a las que les apetezca disfrutar del binomio patrimonio y naturaleza.

Esta ruta circular discurre a orillas del Vero y consta de casi seis kilómetros con pasarelas divididas en distintos tramos. Aunque las actuaciones sobre la parte dañada comenzaron unos meses después de los desprendimientos, el periodo estival y la temporada de barranquismo obligaron a detener los trabajos de recuperación hasta después del verano.

Ha sido ahora cuando se han culminado todas las labores, centradas en la seguridad de la zona, donde se han añadido nuevas fijaciones y una visera de protección por posibles desprendimientos porque "el riesgo en el medio natural nunca es cero", ha dicho el director de la obra, Juan Gastón.

Según ha detallado, se ha saneado de la roca en la zona donde se ubican las pasarelas, mediante la limpieza, picado y eliminación de todas aquellas superficies, incluida vegetación, pudiese afectar a la estabilidad para el anclaje de las nuevas pasarelas.

Para la ejecución de las pasarelas se han realizado unas escuadras, a modo de tableros en la roca que soportan unos largueros como soporte para la colocación de un rejilla.

Consulta aquí más noticias de Huesca.