FeSP UGT ha señalado en una nota de prensa que denuncia esta situación hace más de dos años y ha llegado a presentar más de 7.000 firmas reclamando el cambio de normativa que regula las ratios en Aragón.

Esta organización ha explicado que la precariedad laboral de los trabajadores en muchos centros se hace "patente" a través de las "altas cargas de trabajo", con tiempos cronometrados para atender a las personas dependientes que se encuentran en los centros.

Además, se ejercer "presión" para que "se cumpla con lo exigido", ya que si un trabajador no llega a los tiempos marcados se utiliza en muchas ocasiones la sanción laboral, incluso el despido, han detallado desde UGT.

A su entender, la normativa está "obsoleta" ya que "no diferencia la ratio por categorías profesionales y computa al conjunto de los trabajadores, sin diferenciar la atención directa de la atención indirecta, ni el número de trabajadores por categoría profesional es en gran parte responsable de este panorama".

NUEVA NORMA

UGT ha pedido una nueva norma que incluya ratios por categorías diferencias por cada cien residentes, para los que se debería contar con 40 gerocultores; cinco enfermeros, dos médicos, dos trabajadores sociales, dos fisioterapeutas, dos terapeutas y 15 empleadas de limpieza y lavandería.

Asímismo, FeSP UGT Aragón ha criticado en "numerosas ocasiones" la "pasividad" de la Administración, "que concierta camas sin exigir un número de trabajadores adecuado y suficiente para dar una atención de calidad".

Para el sindicato, urge la regulación de ratios de personal ya que en estos momentos la negociación del convenio colectivo, cuya vigencia finalizó en 2013, se encuentra rota y uno de los principales motivos es la exigencia de la patronal de que las gerocultoras realicen funciones de limpieza y su negativa a mejorar salarios y bajar las horas de jornada.

UGT ha estimado que las condiciones precarias de los empleos, que mayoritariamente desempeñan mujeres, "afecta a la calidad de la atención a las personas mayores y deja en el olvido el espíritu con el nació la ley de dependencia".

Por ello, ha solicitado ante el Justicia su intervención en defensa de estos trabajadores, para que inste al Gobierno de Aragón a modificar la normativa de ratios de personal y a que deje de concertar servicios "con empresas que bloquean los derechos laborales". También pide controles para que exista el suficiente personal en los centros de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.