Según el Ayuntamiento, se trata de un negocio hostelero enclavado en la esquina de la Puerta de Osario con la calle Leoncillos, en el que ya se habían detectado incumplimientos en revisiones anteriores.

En la inspección de este martes, los responsables municipales comprobaron que "todos los elementos instalados en la vía pública" carecían de licencia, por lo que fueron retirados en su totalidad. Se trataba de 13 mesas, 47 sillas, tres estufas verticales, un portamenú, dos sombrillas, siete cortavientos, seis tubos soporte de toldos y 16 piezas atornilladas al pavimento para anclaje de los cortavientos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.