En el año 1948 se inauguró el Mercado Nuevo o Mercado del Ensanche, el segundo mercado de abastos de la ciudad de Pamplona, después del ubicado en Santo Domingo, que data del siglo XIX.

Las obras previstas se refieren principalmente a algunos aspectos funcionales y de imagen, así como deficiencias en cuanto a la carencia de espacios que se han ido haciendo necesarios por la modernización (atención al cliente, publicidad, ventas...).

Se prevé la mejora del aislamiento de la cubierta, la sustitución de carpinterías y actuaciones de eficiencia energética en climatización, iluminación y redes, según ha explicado el Ayuntamiento en una nota.

En cuanto a los nuevos espacios, se reformará uno de los locales del mercado para adecuarlo a un uso de aula-taller de cocina. Se trata así de habilitar una zona para educar a la ciudadanía consumidora en hábitos de alimentación sana y en un consumo responsable de los productos alimenticios.

El aula cumple una doble función: por un lado, educativa y de animación a la compra; y por otro, como punto de información y referencia de todo lo relacionado con la cocina y la gastronomía del alimento fresco.

El adecuado funcionamiento y la supervivencia del modelo del mercado exigen de la intervención de una persona técnica coordinadora y dinamizadora, que active los mecanismos y la capacidad de respuesta del mercado a las nuevas necesidades y requerimientos. Las obras incluyen la adecuación de un espacio a modo de despacho para el desarrollo de esas funciones.

Por último, es necesaria una zona de muelle de reparto para poder ofrecer los servicios a domicilio tanto de compras presenciales como de ventas on line y se deberá reformar el local de contenedores de residuos para su retirada.

En sus 70 años de historia se han acometido diferentes reformas. En 1983 se procedió a la ampliación de la zona de aseos para el público, a la creación de una zona de aseo para el personal, a la actualización eléctrica, a un nuevo alumbrado para procurar el ahorro energético, así como a otros aspectos como el sistema de prevención de incendios, un cuarto de limpieza o megafonía.

En 2004 se realizaron trabajos de rehabilitación en las cubiertas de los bloques de viviendas, fachadas y pavimentos del mercado, en 2008 la zona de supemercado fue transformada en restaurante y en 2009 se llevaron a cabo obras en el sótano para acondicionar unos vestuarios de personal y una sala de cámaras frigoríficas. El Mercado del Ensanche está catalogado en Grado III sobre edificios de interés histórico arquitectónico.

Consulta aquí más noticias de Navarra.