En un comunicado, URA ha informado de que se ha confirmado la presencia de cianuro en las muestras de agua tomadas por Diputación de Gipuzkoa el mismo lunes, "un avance cualitativo de cara a determinar el posible origen del vertido".

URA ha indicado que este martes se van a volver a inspeccionar empresas y se tomarán nuevas muestras. Los trabajos de inspección se están llevando a cabo "en estrecha colaboración" con la Ertzaintza y la Diputación de Gipuzkoa, según ha explicado.

El pasado lunes, 112 SOS Deiak avisó de la presencia de peces muertos en el río Deba, a la altura de Soraluze. Desde entonces, Ertzaintza, la Diputación de Gipuzkoa y URA han trabajado en la detección del posible punto de vertido que produjo la mortandad en el tramo de río que abarca desde Soraluze hasta Bergara, aguas arriba. Las muestras tomadas los días después del vertido no presentan cianuro.

URA ha recordado a la ciudadanía que para dar aviso en cuanto se observe algún incidente en el río como un vertido incontrolado se debe llamar inmediatamente al 112.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.