Un autobús de la EMT de Palma
Un autobús de la EMT de Palma EUROPA PRESS

Asimismo, las líneas que más han subido en pasaje son líneas tanto turísticas como residenciales, según ha informado el Ayuntamiento de Palma en un comunicado.

En este sentido, la línea 25 (Playa de Palma Express) ha tenido un incremento del 14,47 por ciento y la número 30 (San Juan de Dios), ha aumentado en un 13,66 por ciento.

Desde el Consistorio también han destacado los datos del servicio nocturno del NitBus, que con la puesta en marcha de las nuevas líneas el 15 de diciembre del pasado año, ha pasado de 3.701 pasajeros a 6.708 en 2017, prácticamente el doble.

El regidor de Movilidad, Joan Ferrer, ha afirmado este martes que "estos datos siguen la tendencia positiva de los últimos años, aunque no nos conformamos".

Ferrer también ha destacado que "es importante que empiecen a llegar los nuevos autobuses a finales de año, ya que esto nos permitirá mejorar frecuencias y servicios, lo que sin duda conllevará a un aumento aún mayor de pasaje".

Además, el regidor ha insistido en la "apuesta estratégica" de este gobierno municipal en la mejora de la calidad del transporte público. "Si queremos ciudades más amables y humanas, hay que reducir la presión circulatoria del vehículo privado", ha afirmado.

Por último, Ferrer ha destacado que medidas como "conseguir un transporte público de máxima calidad, más rápido y cómodo, así como más carriles bici o la implantación del tranvía" son "actuaciones imprescindibles" para alcanzar el objetivo de que Palma sea una "ciudad pensada y orientada hacia las personas".